Empieza diciéndonos qué buscas:

La eyaculación femenina

Como en todo lo que se refiere al  sexo y a las relaciones humanas, todo depende de cada persona y como siempre, no todos somos iguales ni nos comportamos igual ante las mismas circunstancias; por tanto, hablar en forma generalizada de temas sexuales y de disfrutar de la sexualidad se hace un tanto difícil dada la complejidad del ser humano y de su disfrute y conocimiento del placer sexual.

La eyaculación femenina

Cada persona vive su sexualidad de manera distinta y experimenta el orgasmo de distinta manera; no es cuestión de sexos, es cuestión de individualidad, si bien a lo largo de los años el tema del orgasmo de las féminas ha quedado casi borrado totalmente del panorama sexual. Durante mucho tiempo solo se le ha dado valor a la sexualidad y el placer del varón, quedando el disfrute de la mujer en un inmerecido segundo plano o en un plano casi inexistente, relegándonos a ser meras espectadoras de nuestra propia vida sexual.

Con el paso de los años y la llegada de la tan necesitada liberación sexual, la mujer ha ido ganando terreno en lo que a descubrir y sentir el placer se refiere. Ya no somos simples objetos para el disfrute de los hombres y hemos ido descubriendo nuestra propia sexualidad y gozando del placer que nos brindan las relaciones carnales. Es verdad que aún en la sociedad de hoy en día, tan modernizada, la sexualidad femenina en muchos casos es un tema casi desconocido. La masturbación o, en este caso, la eyaculación femenina de igual forma, ya son términos que con el paso del tiempo van ganando terreno en la conciencia colectiva.

Aun siendo ya reconocido el concepto de eyaculación femenina, también llamada squirting por gran parte de la sociedad en la que nos movemos, existe un número elevado de personas a las que este término aún les sonará extraño. Las mujeres, al igual que los hombres, experimentamos el orgasmo, cada una en su propia medida y de distinta manera, así que no todas ni en todas las ocasiones conseguimos llegar al orgasmo ni con la misma intensidad. Depende de muchos factores y de multitud de circunstancias: el estrés de la vida cotidiana, la falta de deseo o la rutina son factores que afectan a la vida sexual y, por tanto, al disfrute con el sexo y a la llegada al orgasmo.

Con todo esto y habida cuenta de nuestra diversidad en cuanto a placer y sexualidad se refiere, el tema de la eyaculación femenina o squirting es distinto en cada una de nosotras, pues no todas las mujeres experimentan el orgasmo con la misma intensidad ni todas eyaculan de la misma forma, aunque si podríamos diferenciar lo que llamamos orgasmo femenino del término squirt. Este concepto ya es por muchos conocido en la industria del sexo, siendo una de las más demandadas en la red hoy en día, los vídeos sobre squirting han conseguido colarse entre los más visitados por los internautas.

Qué es la eyaculación femenina

La eyaculación femenina es un concepto que ha tomado fuerza a lo largo de los años, pues hemos pasado del orgasmo casi velado de las féminas a disfrutar de una manera apasionada de él. Al igual que los hombres, las mujeres podemos eyacular, pero no lo hacemos de la misma manera ni es tan evidente como en los hombres y aunque depende de cada fémina, normalmente cuando la mujer llega al clímax expulsa un líquido de apariencia semitransparente que casi la mayoría de las veces queda en el interior de la vagina y no es expulsado fuera de la misma. Esta llamada eyaculación no tiene nada que ver con el squirt; el squirt se refiere a esa salida masiva de líquido de dentro de la mujer, que es expulsado en algunas de manera salvaje y exagerada cuando llegan al orgasmo. Esto es debido a unas glándulas situadas en la vagina llamadas glándulas de Skene, las cuales acumulan un líquido que en el momento del orgasmo o tras una manipulación determinada, expulsan es gran cantidad de esa manera que llamamos squirt.

Aunque todas las mujeres poseemos dichas glándulas, no en todas tienen el mismo tamaño ni se comportan igual. En algunas mujeres son apenas imperceptibles, en cambio en otras son fácilmente visibles, por ello la cantidad de líquido que se expulse dependerá mucho del tamaño y la cantidad que puedan acumular estas glándulas. Dicho esto y aun poseyendo dichas glándulas y dispuestas para la eyaculación a chorro, no todas las veces se consigue, pues al igual que pasa en el orgasmo, cada mujer lo experimenta de manera distinta y no todos las veces se da este tipo de clímax.

Se trata de saber manipular dichas glándulas y dependerá mucho del grado de excitación de la mujer, encontrar el punto G de las mujeres y saberlo estimular para llegar al placer total. Es cuestión de conocerse a una misma y de conocer sus puntos de mayor sensibilidad; como en todo lo referente al sexo y a la sexualidad, debemos de detenernos un poco en nosotras mismas o en nuestras parejas y experimentar con el placer; de esta manera, quizás logremos llegar a una manera salvaje de experimentar el orgasmo, aunque muchos entendidos exponen que el squirt no tiene que ver con el orgasmo pero sí con la excitación y la estimulación del punto G de las féminas.

Algo que no debe obsesionarnos

Con todo lo anterior, lo único que nos queda por hacer es disfrutar al máximo de las relaciones sexuales y no preocuparnos de si llegamos o no a corrernos a chorro como esas mujeres que vemos en los vídeos de squirt, no debemos preocuparnos si experimentamos el placer de manera distinta, debemos de hacerlo a nuestra manera y a nuestro ritmo, disfrutando de nosotras mismas y a nuestra propia manera y, si alguna vez logramos alcanzar esta forma tan espectacular de eyaculación, bienvenida sea, aunque no por ello debemos estar obsesionadas en conseguirlo. Solo tenemos que disfrutar del sexo a nuestra manera y pensar sin trabas ni en falsos tabúes.

Últimos artículos ver todos los artículos

El sexo es algo sano, natural, un placer del que disfrutar solos o en compañía y que forma una...

El proceso de experimentar la sexualidad a veces nos lleva a sumergirnos en todo tipo de juegos...

Durante el sexo muchas veces se recuerdan todos esos vídeos porno que uno ha visto a lo largo...

Las dinámicas sexuales que tiene cada uno son, en cierto modo, únicas. El juego de la...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X