Empieza diciéndonos qué buscas:

Consejos para hacer el amor en el agua

Es habitual que en verano, con el calor y las visitas a lugares con agua, apetezca meterse dentro y jugar con tu pareja. Es muy posible que la idea de hacer el amor en la ducha, en un jacuzzi o en la piscina suene muy tentadora por lo erótico que puede resultar. Pero, ¿todo es positivo? ¿hay algún problema en hacerlo? La respuesta es depende. No es peligroso, pero tiene sus inconvenientes y riesgos que se deben de conocer previamente para evitarlos y poder disfrutar al máximo del sexo acuático. Hacer el amor en agua puede ser muy morboso, pero también puede ser una decepción.

Consejos para hacer el amor en el agua

Riesgos y ventajas de hacerlo en el agua

Los riesgos

  • Las bacterias. En el agua, ya sea en el mar, en una piscina, en un lago o en un río, viven muchísimas bacterias que, a pesar de que tu piel aguante bien, eso no implica que la sensible zona genital lo haga. Una piscina, si no está correctamente limpia, puede ser el aliado perfecto para una infección urinaria, y si tiene demasiado cloro, es probable que desarrolles hongos.
  • El dolor. El agua, al contrario de lo que se puede llegar a pensar, no ayuda en la lubricación, más bien es al contrario. Especialmente si es de mar, eliminará o reducirá considerablemente la lubricación natural, por lo que hacer el amor se puede convertir en algo muy doloroso debido la irritación que provoca la fricción y la sequedad. Es indispensable usar un buen lubricante resistente al agua.
  • Riesgo de ETS. Por la fricción puede haber sangrado, y si tu pareja o tú no estáis seguros o alguno de los dos tiene relaciones con otras personas, debe usarse siempre un preservativo. Los preservativos bajo el agua tienen más probabilidades de rasgarse, así que se debe tener doble cuidado.
  • No alcanzar el orgasmo. Bajo el agua puede ser difícil concentrarse, ya sea porque te entra frío, hay alguien mirando, te duele o sufres alguna incomodidad por la postura, por lo que debe haber mucho preliminar y no meterse prisa si se ve que no se alcanza el punto álgido. Si no se llega al orgasmo, por lo menos que se haya disfrutado del proceso y de la experiencia.

Los beneficios

  • Alivia el estrés. Estar bajo el agua ayuda a descargar tensiones y alivia los dolores musculares, y si encima tienes sexo dentro de ella, puede ser doblemente beneficioso. Si eres una persona que sufre ansiedades o mucho estrés, esta puede ser una muy buena opción para ti.
  • Proporciona felicidad por hacer algo nuevo. Experimentar posturas y cosas nuevas en el sexo con tu pareja siempre es divertido y sienta bien, aunque no salga como nosotros habíamos imaginado. Esto puede reforzar la relación o la sensación de intimidad y alimentar las ganas de aventura y de experiencias diferentes que todos podemos tener en algún momento.
  • Te obliga a hacer ejercicio. Estando debajo del agua ejercitas tu musculatura y ganas en flexibilidad. Si el sexo por sí solo es ejercicio, al añadir el elemento agua se convierte en un deporte estupendo.

Consejos y advertencias

Hacer el amor en la ducha

Suena muy atractivo, la imagen es muy excitante, pero no son pocos los casos en los que ha habido resbalones, fracturas, torceduras o aparatosos accidentes que habrían sido muy evitables. Cuando uno está en pleno éxtasis, no se presta tanta atención a los detalles ni a los riesgos, y una ducha puede ser muy peligrosa.

Normalmente, están diseñadas para una sola persona, así que puede resultar un espacio muy pequeño para dos. Hay que pensar qué posturas vais a realizar o cómo os vais a colocar previamente para que después no haya imprevistos. A esto se le suman algunos pequeños consejos que hay que tener en cuenta como estos:

  • Tenéis que proteger el suelo. Si no se tiene una base de goma en la ducha o la bañera, se puede usar una toalla, pero debe estar protegido. Tanto para las posturas como para los juegos previos, es muy importante que no haya riesgo de que ninguno se caiga o se resbale.
  • Hay que asegurarse de que el agua moja a los dos. Sería muy incómodo que uno estuviera bajo el agua caliente y el otro se fuera muriéndose de frío. Eso puede acabar con la pasión y las ganas muy fácilmente.
  • Intentad que el agua no caiga sobre la cara. Si no se puede hablar, gemir o respirar no será cómodo para ninguno. También se puede aprovechar para hacer sexo oral, ya que todo estará limpio y puede parecer más apetecible.
  • Si la ducha funciona con termostato de agua, comprobad si queda suficiente como para poder terminar la ducha con agua caliente.

Hacer el amor en el mar

A priori es una gran idea: sol, sudor, mucho calor y tu pareja semidesnuda a tu lado. Pero cuidado, hay cosas que se deben tener en cuenta si se decide jugar en el mar.

  1. Bañarse con agua dulce nada más terminar. El agua salada puede provocar irritación, y dado que el agua puede irritar además las mucosas por no haber lubricación, esta empeorará considerablemente la situación.
  2. Hacedlo frente a frente. SI hay otros bañistas no pensarán que estáis teniendo sexo, una pareja abrazada en el agua es normal de ver, por lo que no tendréis curiosos que os desconcentren ni llamaréis la atención demasiado.
  3. No alejarse de la orilla. Recordemos que estamos en el mar, y entre tanta euforia podemos olvidarnos de que no hacemos pie o de que nos estamos alejando demasiado.

Hacer el amor en una piscina

Sus ventajas son que no hay arena ni sal, ni tanta gente o niños alrededor, así que puede parecer mejor opción que la del mar. Hay que tener cuidado con el tipo de piscina al que os vais a meter. Solamente se puede practicar sexo libremente en una privada, de lo contrario te arriesgas a tener que pagar multas por exhibicionismo y escándalo público.

Tened en cuenta la limpieza de la piscina. Como ya hemos comentado antes, un mal equilibrio de cloro puede dañar las partes íntimas. Procurad poneros el bañador nada más acabar por si se mete otra persona dentro.

Últimos artículos ver todos los artículos

Existen muchos motivos para establecer nuevas dinámicas sexuales en tu relación. Quizás el...

Hace poco conociste a alguien, quizás en un viaje o en una cena con unos amigos, pero resulta...

Sí, lo sabes de sobra: cuando se habla de sexo no solo es penetración , pero seguro que cuando...

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .