Empieza diciéndonos qué buscas:

Dirty Talk: Aprende a hablar sucio en la cama

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación se refiere, no debemos subestimar el poder que puede tener una frase sexy, una palabra algo más obscena y, sobre todo, el tono con el que esta se pronuncia. Decir entre susurros, jadeos y con la respiración acelerada todo lo que nos gustaría que nos hiciesen o lo que deseamos hacerle a nuestra pareja es, a veces, mucho más excitante que cualquier caricia.

Dirty Talk: Aprende a hablar sucio en la cama

No es sencillo dominar el arte del dirty talk, o el decir palabras obscenas en la cama. El momento, el nivel de la excitación y también las palabras escogidas son claves para incrementar nuestra excitación y la de nuestra pareja. Una mala elección puede hacer que toda nuestra excitación caiga de repente. ¿Quieres convertirte en todo un maestro en el dirty talk? Te enseñamos a dominar este arte que te descubrirá un nuevo placer en tus experiencias sexuales.

Razones para hacer dirty talk

Si todavía no estás del todo convencido del uso del dirty talk en tus relaciones sexuales, has de saber que, según los especialistas, el dirty talk tiene una serie de beneficios para la relación de pareja. Pues esta práctica no solo sirve como un gran preliminar para incrementar nuestra excitación sino que, además, puede ser nuestro mejor aliado para reforzar la relación. No tengas miedo en hablarle sucio a tu pareja en la cama. Estas son las razones por las que deberías practicar dirty talk:

- Fortalece la relación

Decirnos palabras sucias en la cama nos ayuda a fortalecer nuestra relación de pareja, mejorando la confianza y también haciendo que nos sintamos más relajados y conectados con nuestra pareja. Aunque al principio nos sintamos un poco cohibidos, a medida que nos vamos relajando y soltándonos para decir palabras subidas de tono también vamos ganando mayor confianza con nuestra pareja.

- Mejora la comunicación

Otra de las principales ventajas del dirty talk es que mejora la comunicación de la pareja, dentro pero también fuera de la cama. Al decirnos palabras subidas de tono revelamos nuestras fantasías y deseos sexuales a nuestra pareja. Verbalizar nuestras fantasías nos permite conocernos mejor como pareja, saber qué nos gusta y qué no en la cama y así también le damos la posibilidad a nuestra pareja de satisfacer nuestros deseos y viceversa.

- Incrementa el placer

Pero, sobre todo, uno de los mayores beneficios del dirty talk es que no solo aumenta la excitación sino también el placer durante el coito. Muchos no somos conscientes del poder del cerebro como órgano sexual. Tanto decir como escuchar palabras eróticas estimulan nuestros niveles de dopamina, la hormona del placer. Por ello, el lenguaje soez puede ser uno de los mayores afrodisíacos para aumentar nuestro placer sexual.

Las 5 reglas del dirty talk

Antes de comenzar a pronunciar palabras obscenas en la cama para excitar a tu pareja hay ciertas cosas que deberías tener en cuenta, unas reglas que te ayudarán a dominar el arte del dirty talk.

1. Asegúrate que le excita

Antes de comenzar con palabras demasiado subidas de tono asegúrate de que van a ser bien recibidas por tu pareja. A lo mejor a él o ella no le excita demasiado o cree que todavía no existe una confianza suficiente entre vosotros para hacerlo. Aunque a la mayoría de hombre les encanta, algunas mujeres pueden llegar a sentirse incómodas con el dirty talk. Por eso, nunca está de más hablarlo.

2. Ve de menos a más

Como en cualquier preliminar, el proceso de excitación siempre ha de ir de menos a más. Comienza con palabras más suaves y susurrándolas al oído. Puedes decirle que ya estás pensando todo lo que te gustaría hacer o que no puedes dejar de pensar en lo que hicisteis la otra noche y poco a poco ve aumentando el grado de obscenidades viendo cómo va también aumentando su excitación. Si ves que también te responde, anímale a participar en el juego de palabras.

3. No es lo que dices sino cómo lo dices

Lo más importante en el dirty talk no es tanto lo que dices sino cómo lo dices. No te olvides de emplear un tono de voz suave, lento y muy sensual. Solo el sonido de tu voz ya será capaz de excitarle y luego las palabras que escojas serán las encargadas de dejar volar su imaginación. Para ello, no escatimes en detalles en tu descripción erótica. También puedes acompañar tus palabras obscenas de caricias, mordisquitos, suspiros y gemidos, seguro que le ponen a cien.

4. Atrévete pero sé sutil

El truco está en dar pequeños pasos pero seguros. No es necesario que uses siempre eufemismos para referirte a las partes íntimas y los genitales, de hecho no es recomendable en el dirty talk, pero no empieces directamente diciéndole “quiero sentir tu polla” o “qué ganas tengo de follarte” porque puedes asustarle. Puedes empezar con “quiero sentirte dentro de mí” y luego ya ir a más.

5. No digas nada que no te haga sentir cómodo

Y, por último, no digas nada con lo que no te sientas cómodo, principalmente porque tu pareja se dará cuenta enseguida y todo lo que habías logrado en la excitación lo perderás de golpe. Si dices algo en el momento incorrecto en lugar de excitar, le harás reír. Pero, tranquilo si no sale a la primera. Es cuestión de seguir intentándolo e insistiendo. No te olvides de dejar volar tu imaginación y dar rienda suelta a tus fantasías. 

Últimos artículos ver todos los artículos

El sexo es algo sano, natural, un placer del que disfrutar solos o en compañía y que forma una...

El proceso de experimentar la sexualidad a veces nos lleva a sumergirnos en todo tipo de juegos...

Durante el sexo muchas veces se recuerdan todos esos vídeos porno que uno ha visto a lo largo...

Las dinámicas sexuales que tiene cada uno son, en cierto modo, únicas. El juego de la...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X