Empieza diciéndonos qué buscas:

Claves para que buscar sexo por Internet

Cada vez más y con más profusión, las nuevas tecnologías pueblan nuestra vida, en todos los ámbitos: en el trabajo, hogar e, incluso, sexo. Internet se ha convertido en un instrumento de comunicación tan potente que cubre todas nuestras necesidades básicas de comunicación con el entorno. Una de ellas es mantener relaciones sexuales a distancia o, lo que es lo mismo, buscar sexo en Internet, lo que se conoce como sexting.

Claves para que buscar sexo por Internet

Un informe de Google sostiene que, en más del 80 % de las búsquedas en la Red, el sexo era la palabra clave más utilizada. Infinidad de programas y aplicaciones se han desarrollado para satisfacer esta ingente demanda de sexo virtual. Buscar sexo en la Red ha pasado a ser tan habitual y normalizado como hacer la compra de la semana por la Red.

Aún así, te damos las claves para conseguir tener el mayor éxito en tu búsqueda de sexo, sin que tu seguridad se vea comprometida.

Las cinco claves para dar en el clavo…

1. Selecciona, selecciona

Si hay algo, es oferta. Te puede abrumar. Como si fueras un empresario, selecciona las páginas, programas o aplicaciones (si usas móvil), para centrarte en unos objetivos. Define el target group o publico objetivo al que quieras llegar. Más vale pájaro en mano que…

2. Crea un perfil con lo que buscas y no con lo que no te guste

La publicidad, para que atraiga, luce los puntos positivos de lo que anuncia y no los claroscuros… Haz lo mismo y elimina, en tus anuncios, los típicos “abstenerse casados, etc.” Atrearás por lo que buscas y no por lo que no buscas. La criba ya la harás tú, en su momento.

3. Crea un perfil medio real y medio ficticio

No, no estás engañando a nadie. ¿Quién te dice que debes ser 100 % sincero en la Red? Eso quita ese misterio que te da el anonimato. No te decimos que mientas, pero omite información innecesaria o que haga comprometer tu seguridad (de eso hablaremos luego). Además, al dejar las cosas medio dichas, eso hará volar la imaginación de quien te reciba, que, para eso está, y darás mucho más morbo.

4.No hagas ciberzapping, ¡céntrate!

No caigas con lo que haces habitualmente en el sofá, mirando la televisión sin interés. Vas a o quieres llegar a correrte con alguien y eso implica búsqueda inteligente y selección, como un buen cazador. ¿Acaso los cazadores disparan sin tener un objetivo fijo? No te disperses, sé astuto y apunta bien. Si fallas, escoge a otra presa.

5.Sugiere… No muestres todas tus cartas

Has dado en el blanco y tienes tu víctima a tiro… Engatúsala. Eso quiere decir que la vas a llevar a tu terreno, sigilosamente, como un gato para la monta (si das un paso en falso, con un solo clic, puede desaparecer, cuidado). No mostrar todas tus cartas añadirá morbo a la situación y, por supuesto, mucha imaginación. En vez de soltarle: “tengo la polla como un árbol de dura”, susúrrale o escríbele “la presión del móvil en el bolsillo delantero de mis pantalones empieza a dolerme…”.

Y tres claves más para que no te den un palo

1. Da la información justa

Si creas perfiles, da la información justa. Sobre todo, si no usas nick: nunca des números de teléfono (llama desde oculto, si quieres excitarte a viva voz), Si usas cam, evita enseñar el rostro o dar nombres y/o datos que te comprometan. Tampoco dejes ver partes de tu casa. Aísla una zona de tu apartamento para los “ciberencuentros”. Puedes estar siendo grabado sin darte cuenta y, luego, ser chantajeado por una ciberacosadora.

2. ¡Cuidado con el caché!

Cuidado con enviar fotos por WhatsApp u otras aplicaciones que desconozcas. En general, guardan copia de las fotos intercambiadas en su caché, pero, tranquilo, el caché se puede eliminar. Si te atreves a enviar una foto en la que quieras demostrar los centímetros de tu miembro, no dudes en segmentar parte de tu cuerpo, para que no se vea tu cara. Y recuerda que lo que escribes o filmas está grabado y, según qué situaciones morbosas de dominación pueden convertirse en una acusación en un tribunal…

3. ¿Pensando en pasar de lo virtual a lo real?

Es un gran paso y esto requeriría otro post aparte… pero, desde nuestro reino virtual, te damos unas pistas, antes de que aterrices en el real. Si no puedes esperar a conocer a esa mujer tan “misteriosa” como tú, concreta una cita en un sitio público y concurrido (nunca en una calle desierta o inhóspita ni en un solar, descampado o parque (aunque este sea público)). No porque te vayan a robar a ti, a quien nos estamos refiriendo como hombre, sino porque…¿quién te dice que esta chica misteriosa con la que te has pajeado tantas veces no hará venir a un séquito de delincuentes para robarte, apalearte o, incluso, secuestrarte?  

No vamos a ponernos tremendistas, pero velamos por tu seguridad, seas hombre o mujer, y por la integridad de tu imagen: a más de uno le han grabado “en directo” diciendo según qué cosas con la ayuda de un micrófono en el bolso y, luego, le han chantajeado con contárselo a su mujer/novio… Lo virtual es lo virtual y tiene sus medidas: lo real es otro mundo, pero también las tiene.

Si vas a quedar en su misma casa, ninguna precaución es poca: deja su dirección y el registro del texto escrito grabado y a disposición de una amiga o un amigo de confianza y dile que tienes esa cita. Mantén el móvil siempre encendido y contigo. Incluso, cuando, en su casa, estés "faenando", y nunca bebas ningún refresco ni bebida que no destaponen delante de ti

Por último, fíjate en si tu compañera virtual, la que te ha pedido que te materialices en un hombre de carne y hueso, te exije que adoptes una posición específica y no te muevas o en si ella mira hacia un punto fijo o notas algo forzado en la situación. Puede que tenga cámaras encubiertas que devuelvan tu ser al mundo virtual, de donde has salido, con las graves consecuencias que eso puede suponer para tu honor e integridad personal.

Últimos artículos ver todos los artículos

Sí, lo sabes de sobra: cuando se habla de sexo no solo es penetración , pero seguro que cuando...

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...