Empieza diciéndonos qué buscas:

5 sugerencias para ser swinger

Quienes tenemos parejas habitualmente salimos a cenar, a comer, al cine, a bailar y a un sinfín de actividades en compañía de otras parejas y amigos. Preparamos actividades con el objetivo de pasar ratos divertidos juntos mientras conocemos gente nueva con las cuales compartir agradables episodios de amistad. Sin embargo, cuando se trata de sexo, la cosa cambia. Para el sexo, hasta las personas más modernas y curiosas del mundo prefieren la soledad y la exclusividad. Somos egoístas por naturaleza cuando se trata de compartir pareja en la cama. Paradójicamente te sorprendería saber que, aunque no es una práctica de la cual se presuma mucho, en realidad hay millones de personas que sí lo hacen. Y asumen el reto de ser swingers. Nos referimos al intercambio de pareja. Pero, ¿quieres conocer exactamente qué es un swinger? A continuación te explicamos en qué consiste esta figura, qué recibe, cuál es su papel en el juego sexual que se lleva a cabo, qué es lo que tiene de excitante ser swinger y algunos consejos por si quieres iniciarte y probar la experiencia.

5 sugerencias para ser swinger

Qué es el intercambio de parejas o swinging

En el cine lo has visto cientos de veces. Parejas, normalmente millonarias y exitosas, que se lanzan a la aventura de tener sexo con otras parejas o incluso el señor que está dispuesto a vender a su mujer para un rato de sexo a cambio de una suma de dinero. Bueno, lo primero que debes saber es que si bien no es exactamente así como sucede, los sex swingers son una realidad y el intercambio de sexo no solo existe en la gran pantalla, sino que es posible encontrar parejas que lo han probado en nuestro día a día y a nuestro alrededor.

Ser un sex swinger no es algo sencillo. Hay que tener la mente muy abierta. Y ser conscientes de lo que vamos a hacer y a ver para que la experiencia no termine acarreando consecuencias negativas a la pareja y a nuestra conciencia. Ahora bien, en absoluto se trata de una perversión. En el sexo, siempre y cuando haya consentimiento y curiosidad, sin hacer daño a nadie, todo está permitido. Una vez más, diremos que en el sexo, aquello de lo “típicamente correcto” está de sobra.

Los sex swingers son sencillamente parejas liberales. Muy liberales. Que ven con buenos ojos compartir un rato de sexo con otras parejas como aliciente para hacer de las relaciones sexuales un acto más divertido o excitante. Hay personas que se excitan tan solo mirando a su pareja teniendo relaciones sexuales con otra persona. Así como también hay quien disfruta teniendo sexo mientras es observado por su pareja habitual, es decir, una especie de infidelidad consentida que les trae morbo.

Es esencial que los miembros de la pareja estén de acuerdo. Y tener claro que eso no les afectará negativamente fuera del ámbito sexual ni dentro del mismo. Si es solo un miembro de la pareja el que quiere tener sexo con alguien más entonces no sería un tema de sex swinger, sino una infidelidad. Debe existir consenso previo. La clave del éxito está en que ambos miembros de la pareja sepan diferenciar los asuntos de alcoba como ámbito privado, íntimo e independiente del resto de la convivencia o relación.

Por lo tanto, la primera regla es la complicidad. Luego es muy relevante también escoger a la persona correcta con la cual ejecutar la práctica swinger. Este punto es quizá el más delicado. La práctica puede realizarse tanto entre parejas heterosexuales como homosexuales. Y es posible introducir un elemento homosexual o bisexual para el acto. Por ejemplo, de manera que haya 2 chicas para un chico o viceversa. Pueden darse actos swingers de 3 o 4 personas.

Consejos para ser swinger

Busca tu grupo de swing más cercano. Esto que puede sonarte tan publicitario es relativamente sencillo de realizar si miras por Internet. En Fuego de Vida puedes encontrar personas en tu ciudad que buscan reuniones de swingers o parejas liberales.

La clave para un swinger sin problemas es la confianza. Ambos debéis formar parte de esto y saber lo que hace el otro. Aquí no vale que cada uno vaya por su lado y haga algo a escondidas del otro. Es entonces cuando surgirán desconfianzas y conflictos. Ambos podréis decidir qué hacer y conocer lo que hará el otro.

Mentalízate. Porque deberás explicar cuál es tu fantasía pero también cuál es la fantasía de tu pareja. Y no habrá rencores ni malentendidos. Si no estás dispuesto a escuchar los deseos de tu pareja sin escandalizarte, el swing no es para ti. Recuerda que el sexo es un juego para adultos. Esto significa que existe para liberarte, para hacer lo que te plazca, siempre y cuando no resulte dañino. Por lo tanto, olvida miedos y prejuicios. El sexo no es pecado ni es inmoral ni delictivo, sino una actividad saludable desde el punto de vista físico y psicológico.

¿Tu primera vez? La primera vez siempre es violento. Por eso, asegúrate de dónde te metes. Una vez sepas que estás acudiendo a un club serio, relájate, ya que allí los demás miembros quieren lo mismo que tú y han tenido sus primeras veces antes, así que nadie se va a asustar ni a calificarte mal por acudir y exponer tus dudas, miedos y fantasías. Todos váis a lo mismo, esto es, a pasarlo bien.

¿Qué vas a ver allí? Para tranquilizarte del todo debes saber que no asistirás a una orgía. En esos clubes hay habitaciones con diferentes temáticas y son pequeños grupos de personas que compartirán espacio y fantasía. Unos tendrán sexo y quien no quiera puede quedarse solo mirando. Nadie te va a obligar a mantener relaciones si no lo deseas. En todo momento eres libre de unirte a practicar sexo o de salir huyendo.

Con estas cinco sugerencias podrás vivir una experiencia fantástica como swingere introducirte en un mundo nuevo y excitante. Si sientes curiosidad por esta práctica, busca información en la red, consulta todas tus dudas y anímate a vivirlo en primera persona.

Últimos artículos ver todos los artículos

Existen muchos motivos para establecer nuevas dinámicas sexuales en tu relación. Quizás el...

Hace poco conociste a alguien, quizás en un viaje o en una cena con unos amigos, pero resulta...

Sí, lo sabes de sobra: cuando se habla de sexo no solo es penetración , pero seguro que cuando...

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .