Empieza diciéndonos qué buscas:

¿Como enamorar a un chico?

El principio de algo muy bonito

¿Lo tienes? ¿Lo has encontrado? ¿Ya sabes que quieres ir a por él? Si ya has conocido a un chico, te gusta y quieres intimar con él, en lo sentimental, es posible que te estés preguntando cómo seguir fortaleciendo la relación. ¿Como enamorar a ese chico? Has conseguido atraer su atención e, incluso, habéis charlado alguna vez. Él sabe que existes y, quizá, incluso, tenga algo de interés por ti. Pero ¿cómo convertir ese interés en una historia de amor?

¿Como enamorar a un chico?

Estamos en un punto intermedio. Ya has atraído su atención y os conocéis, aunque sea poquito. Pero no habéis llegado a tener una relación. Si quieres tener una buena relación sentimental con él, antes tendréis que enamoraros. ¿Cómo hacerlo?

Manuales de amor hay muchos y de todo tipo. No hay ninguno perfecto porque no es posible obligar a nadie a sentir amor. Pero sí es posible hacer cosillas para que esa persona que nos gusta tanto sienta, como mínimo, interés por nosotros y nos vea como alguien que merece la pena. Te vamos a dar algunas claves para que el chico que te gusta tenga motivos para querer algo más contigo.

Cómo enamorar a tu chico

No dejes que se pierda

Os conocéis y habéis hablado alguna vez. Pero, si quieres llegar más lejos, tienes que estar presente en su vida. A lo mejor le pareces atractiva, pero, si no hay un contacto, puede que nunca se atreva a dar el paso y pedirte una cita. O puede que, simplemente, le gustes, pero crea que no hay interés por tu parte.

Para evitarlo, no dejes que la distancia o el tiempo os alejen. Tienes que encontrar cosas que podáis compartir y sean una buena excusa para veros con frecuencia: grupo de amigos, sitios, aficiones, actividades, etc. Hazte notar y que él sepa que existes y tenéis cosas en común.

Conversa con él

Utiliza esos elementos comunes para tener charlas casuales y agradables con él. No temas hacerle preguntas sobre su opinión o punto de vista. El objetivo es tener conversaciones amigables y conocerse un poco. Pero no te expongas mucho, pues siempre es útil dejar algo de misterio para que él sienta curiosidad por ti. Estas conversaciones suelen hacerse con más gente delante (amigos, casi siempre), por lo que pueden ser divertidas, naturales y fluidas.

Con el paso del tiempo, puedes crear situaciones más íntimas, para hablar sin gente delante, con el mismo esquema de conversación amistosa, pero ya profundizando un poco más y dejando claves que solo os importarán a vosotros dos. Estos momentos a solas o apartados de los demás también pueden llevar a compartir un baile o unas miradas.

El objetivo es que, además de afianzar los lazos comunes, él conozca cosas de ti que le parezcan interesantes y encuentre agradable estar contigo. No te muestres desesperada ni exagerada en tu forma de hablar o comportarte. Simplemente, sé natural y segura de ti misma. Tampoco acapares la conversación. Las chicas pueden ser más habladoras que los chicos, pero no te dejes llevar por eso y procura que él hable. Pregúntale cosas, ya que a los chicos les gusta sentir que su opinión interesa a alguien.

Citas

Pasados los días o las semanas, llega el momento de quedar a solas y tener citas en las que podáis divertiros y hablar sin la interferencia de nadie. Lo ideal es que él sienta interés y te pida a ti esa cita. Para la mayoría de los hombres, es importante sentir que son ellos los que están conquistando a su pareja y no que están siendo conquistados por ella. En realidad, es algo mutuo y que va en las dos direcciones, pero ellos se sienten más seguros así.

En las citas, poco a poco, puedes ir sacando temas más personales e íntimos. Sin mostrarte del todo, por supuesto. Él estará encantado de ir conociéndote y, dejando miguitas en el camino, potenciarás su curiosidad. Por otro lado, aunque los chicos se abren menos que las chicas, sí puedes ir descubriendo cosas de su vida y personalidad. Eso también te ayudará a reforzar los lazos que sientes y querer seguir con él. La clave es que cuando él se vaya a su casa, piense en ti y quiera repetir. Y así, cita a cita, si todo va bien, acabarás estando en su cabeza y corazón todo el día.

Que él sepa de tu interés

Si has llegado a ese punto en el que está muy interesado en ti y le gustas de verdad, seguramente, notes que es él quien toma la iniciativa. Empezará a buscarte y desear tener momentos para compartir contigo. Pero puede que él no tenga muy claro si tú sientes lo mismo y el miedo al rechazo le haga ser cauteloso o, incluso, echarse atrás.

No dejes que las dudas estropeen algo bonito. Hazle saber que el interés es mutuo y a ti también te gusta y te gustaría tener una relación. Pero no seas directa ni te abras del todo. No le des un susto. Deja que las señales sutiles vayan haciendo su trabajo, de modo que él las vaya comprendiendo y aceptando. Cada uno de esos pequeños regalos reforzará vuestro lazo y le dará la alegría del día. Estás a punto de conseguir que se enamore de ti, si es que no lo está ya.

Cierra el ciclo

Seguid viéndoos, intimando, conversando y conociéndoos. Él te gusta. Tú le gustas. Lo habéis descubierto y ambos lo sabéis. Pero solo falta el último empujoncito, para que esos sentimientos se cojan totalmente de la mano y entrelacen sus dedos. Prepárate para  dar el salto definitivo y decir sin pudor ni miedo: te quiero.

Busca un momento especial. No vamos a decirte cuándo ni cómo debes hacerlo porque a estas alturas tú ya sabes qué sitio puede ser especial para vosotros. Una vez creado el momento ideal, díselo. Y sonríe, siempre sonríe, ya que es un instante mágico en el que todo lo positivo puede pasar.

Empieza la relación

Enamorados y juntos, ahora empieza la segunda parte de esta historia, la de tener, mantener y conservar una relación fuerte y bonita. ¿Estás lista para dar el paso?

Últimos artículos ver todos los artículos

Existen muchos motivos para establecer nuevas dinámicas sexuales en tu relación. Quizás el...

Hace poco conociste a alguien, quizás en un viaje o en una cena con unos amigos, pero resulta...

Sí, lo sabes de sobra: cuando se habla de sexo no solo es penetración , pero seguro que cuando...

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .