Empieza diciéndonos qué buscas:

Deja atrás el "no tengo amigos" y abre tu mundo

La mayoría de nosotros ha pasado por una época en la que sentíamos que no encajamos con nadie y estábamos solos. Unas personas lo llevan mejor que otras y es normal, ni todos somos iguales ni todos reaccionamos igual ante las circunstancias de la vida.

Deja atrás el "no tengo amigos" y abre tu mundo

Es lógico que ante una situación de aislamiento social nos sintamos peor con nosotros mismos y un poco desorientados. Por eso es aconsejable revertir la situación, buscar una solución lo antes posible y conseguir ser felices con nuestras vidas.

Encontremos la causa

La famosa frase “no tengo amigos” viene normalmente dada por una serie de circunstancias que nos han empujado hacia esta posición y que pueden ser muy variadas.

Si abandonamos a nuestras antiguas amistades por una relación absorbente que luego no funcionó o tal vez lo que nos absorbe es el trabajo o nuestras obligaciones con algún familiar o con los hijos, si se dio el caso de que nos mudamos a una ciudad nueva o que tuvo lugar un enfrentamiento con personas que creíamos nuestros amigos, es importante reflexionar y poner nombre al problema. Cuando tengas localizado el problema te resultará más fácil encontrarle una solución.

Hay personas que sencillamente no son tan amigables como otras o les cuesta más abrirse a personas que acaban de conocer. Y eso está bien, pues cada persona tiene su propia forma de ser y en la variedad está el gusto. Pero también es cierto que si realmente estamos hartos de la soledad, debemos esforzarnos un poco en abrirnos al mundo. Podemos hacerlo respetándonos a nosotros mismos, de modo que así nos sentiremos más cómodos y seguros.

Busquemos la solución

  1. ¿Piensas que eres el único que sufre soledad? Ni por asomo. Ahí fuera hay millones de personas que creen que no pueden hacer amigos o que nunca podrán conocer gente agradable con la que pasar un rato. Tan equivocados están ellos como tú. Aunque ahora te parezca estar en un pozo sin salida y te veas incapaz de encontrar la solución, lo mejor es que mantengas la calma y pienses: si me atreviese a conocer gente… ¿qué es lo peor que me podría pasar? Si te gustasen ciertas personas solucionarías tu problema y si no, te quedarías tal y como estás. Quizás los aspectos negativos no sean tan malos como piensas. 
  2. Si ya has identificado tu problema y se trata de que te has alejado de tus amigos, podrías probar a buscar otra vez su compañía. Tal vez siga habiendo buen rollo entre vosotros y acercarte poco a poco a ellos no resultará violento. Si ya habéis sido amigos, seguro que te guardan cariño y tienen ganas de volver a saber de ti. Hazles saber que te equivocaste y te centraste en quien no debías. Si merecen la pena lo entenderán.
  3. Si en cambio tuviste algún problema con unos amigos y quieres solucionarlo, lo mejor es que hables con esas personas en concreto y le expliques cómo lo viviste tú. Escucha su punto de vista y explícales tu versión de la mejor manera que puedas. Perdonar y ser perdonado es de las mejores cosas que pueden ocurrirte.
  4. Por otra parte, quizás sientas que todos esos antiguos amigos no merecen la pena o ya las cosas han cambiado. Bien, es importante saber lo que uno quiere en su vida y saber eliminar a las personas negativas de su camino. Una vez decidido esto podemos centrarnos en conocer nuevas personas.

Una de las maneras más utilizadas actualmente para conocer gente es utilizar Internet y las redes sociales. No son una mala opción si encuentras una buena plataforma para comunicarte con el resto de los usuarios. Anda con un poco de cuidado y ve poco a poco con todo el mundo. Internet es una ventana abierta para muchas personas que se sienten solas y que aún no han reunido el valor suficiente para salir a la calle a conocer gente. Podemos convertirla en una muy buena experiencia si vamos con la sinceridad por delante y somos tolerantes con las personas que nos encontremos. Aunque puede parecer algo frío, tenemos que empezar por algún sitio y lo que empieza como relaciones virtuales puede convertirse, más tarde, en relaciones cara a cara sin problemas.

Otra de las mejores maneras para hacer buenos amigos es buscarlos en aquellas actividades que a ti te encante realizar, pues así será más fácil que compaginéis. Si te gusta estudiar idiomas, apúntate a clases o aventúrate a darlas tú; si te apasiona un deporte, descárgate alguna aplicación que otros apasionados usen o algún sitio web donde puedas contactar con ellos y hacer deporte juntos. Igual si te gusta escribir, dibujar cómics, bailar o el doblaje. Seguro que en tu ciudad existen muchos talleres o cursos donde se lleven a cabo esas actividades y tú puedas disfrutarlas mientras conoces gente.

En tu trabajo, tu universidad o tu gimnasio seguro que encuentras otras opciones en las que hablar con gente que comparta tus gustos, como el grupo de debate, un curso de formación o una clase de boxeo.

Si eres más atrevido también existe la posibilidad de acercarte directamente a la gente. En cualquier bar, pub, parque o centro comercial, no importa el lugar, lo importante es que te lances y te presentes. No temas mostrarte tal y como eres, existen muchas personas que estarán dispuestas a conocerte y a darte una oportunidad. Nunca somos del todo conscientes del poder que tenemos. Muéstrate confiado y abierto y la gente te responderá igual. ¡Lánzate a la piscina!

Siempre es buena idea pedir ayuda. Si tienes algún primo/a, algún amigo/a o compañero/a con el que exista cierta amistad o afinidad, puedes pedirle que te presente a amigos suyos o proponerles quedar un día para tomar un café o ir al teatro, algo que os guste a la mayoría. Puede ser una buena oportunidad para hacerse un hueco en algún grupo.

Muévete, deja los complejos debajo de la cama y sal a comerte el mundo. Olvida el “no tengo amigos”. Todos tenemos cosas buenas que ofrecer, recuérdalo cada día, a ti mismo y a los demás. 

Últimos artículos ver todos los artículos

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...

¿Quieres que un chico se vuelva loco por ti? Si bien es cierto que nadie tiene control...