Empieza diciéndonos qué buscas:

Seducción científica: Descúbrela

Al parecer, la naturaleza lo tenía todo pensado: los hombres y las mujeres somos bastante diferentes y eso es justamente lo que permite que se preserve nuestra especie. Existen muchas personas interesadas en conocer los secretos de la seducción, algunas con base psicológica defienden sus propias técnicas, otras prefieren la científica y es así como nace la ciencia de la seducción o seducción científica. Corroborado por diversos estudios científicos, resulta que no hay mucho de romántico en los procesos de seducción y en consecuencia, puede deducirse que es posible aprender a seducir. 

Seducción científica: Descúbrela

La ciencia de la seducción

La importancia de los olores es una de las claves de la seducción científica. Por ejemplo, las feromonas sexuales masculinas tienen un papel crucial en la seducción porque sirven a la mujer para saber qué posibilidad tienen de ser fecundadas. Algunos experimentos confirman que, efectivamente, los hombres rociados por feromonas humanas varoniles fueron escogidos con mayor facilidad que los que no lo estaban por las mujeres. Asimismo, el olor que desprenden los hombres de forma natural es un imán para las mujeres y aunque ellas lo nieguen, la ciencia lo avala. 

En cuanto a los besos, los biólogos nos dan su visión: resulta que el intercambio de la saliva acelera el sistema inmunitario y favorece la atracción. Los gestos son, a su vez, una parte determinante de la seducción. Las mujeres jóvenes pueden seducir con un movimiento de cabeza, con la mirada, con una disminución en la apertura de los ojos, etc. Los hombres se sentirán más atraídos por aquella que tenga las pupilas dilatadas, pues con ellas pueden estar diciendo sin palabras que sienten deseo. 

Otro punto muy importante es el estudio cientifico de los criterios que usamos los humanos para elegir una pareja. Según la ciencia, los hombres se enfocan en la edad y en la belleza física de la mujer, pues esto es un sinónimo de fertilidad y es obvio que, inconscientemente, los hombres tienen como mandato natural mantener la especie. Esto explica por qué los hombres suelen preferir a las mujeres con curvas y a aquellas que tienen un aspecto muy femenino, porque justamente están buscando una madre para sus hijos, una mujer capaz de darles descendencia. En el caso de las mujeres, la ciencia dice que ellas buscan seguridad y esto tiene varias lecturas; por ejemplo, suelen preferir a los hombres con un estatus social y económico acomodado pues de esta forma pueden sentirse tranquilas para formar una familia. Asimismo, prefieren a los hombres fuertes físicamente, pues esto es otra forma de obtener dicha seguridad. Si bien todo esto puede parecer muy pasado de moda, es lo que la naturaleza dicta, aunque luego intervienen otros aspectos como la moral o la educación que recibimos. 

Algunos consejos para seducir según la ciencia

Según la ciencia, el perfil del seductor es el de aquel que ha entendido y pone en práctica algunas técnicas que hoy revelamos para ti:

1- Sabe reproducir los gestos de la otra persona cuando los hace. Esta pequeña diferencia le ayuda a que la otra persona entienda rápidamente que los dos son parecidos, que están en el mismo punto y que, por tanto, juntos pueden hacer una buena pareja. Además, es una forma de empatía muy sutil pero que ofrece grandes resultados.

2- Tiene un buen control de la mirada. Sabe mostrarse confiado y esto calma a cualquier persona, le da valor, le hace sentir adecuada en compañía del seductor. 

3- Gestiona correctamente el tacto. Puede tener gestos afectuosos y espontáneos sin ser invasivo. Sabe cuándo y cómo tocar el hombro, la espalda o la mano de la mujer, lo que se interpreta como "me tiene afecto" y, por tanto, abre las puertas del corazón y la mente de la persona que recibe dichas muestras de cariño. 

Los mandamientos de la seducción científica

Ahora bien, hacer todo esto no es fácil ni se consigue de la noche a la mañana. Pero, por suerte, existen algunos mandamientos que, si se siguen, pueden ayudar mucho.

El primer mandamiento es la seguridad. Mostrar seguridad en uno mismo es la mejor manera de seducir y esto se consigue controlando bien los movimientos, caminando con decisión y hablando sin titubear. Todo ello genera una imagen de uno que es positiva y que ayuda a transmitir una idea de confianza. 

En segundo lugar, es básico que el foco sea puesto en la persona que se desea seducir. Psicológicamente esto envía un mensaje claro ("me intereso por ti, tú eres importante") y a casi nadie le es indiferente no sentirse admirado, ¿verdad? Especialmente si estás intentando seducir a una mujer, es necesario que toda la atención de la conversación la tenga siempre ella. 

En cuanto a hacerse valer, según algunos estudios es mejor darse su lugar que ir detrás de la mujer. Una mujer suele preferir a un hombre con valores, que sabe lo mucho que vale y que no se queja de sus errores o de cómo es en realidad. 

Un mandamiento que no se debe olvidar nunca es no tener prisa. Las mujeres necesitan más tiempo que los hombres y aunque estén interesadas e incluso excitadas, es preferible ir sin apuros, dejando que el contacto sea progresivo e incluso en el momento culminante, que exista un poco de juego. La clave está, según la ciencia, en dejar que los acontecimientos sucedan poco a poco, sin forzar demasiado. 

Apuntes sobre la comunicación

Para seducir a una mujer, es importante evitar tener una actitud únicamente corporal, ya que esto puede llevarle a pensar que el único interés que despierta en el hombre es el de tener contacto físico. La comunicación juega un papel trascendental en este sentido y esta debe ser sincera. Según la ciencia, el hombre es muy visual, se excita más por lo que ve que por lo que oye; en cambio, la mujer necesita ser tocada y que le hablen. Bien dicen que para llegar al corazón de una mujer es más sencillo tomar el camino de las palabras. Asegúrate de tomar nota de los consejos de la ciencia para seducir y vencerás.

Últimos artículos ver todos los artículos

El sexo es algo sano, natural, un placer del que disfrutar solos o en compañía y que forma una...

El proceso de experimentar la sexualidad a veces nos lleva a sumergirnos en todo tipo de juegos...

Durante el sexo muchas veces se recuerdan todos esos vídeos porno que uno ha visto a lo largo...

Las dinámicas sexuales que tiene cada uno son, en cierto modo, únicas. El juego de la...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X