Empieza diciéndonos qué buscas:

¿CÓMO ABORDAR A UNA MUJER?

Algunos hombres saben bien cómo abordar a una mujer y hacen que parezca la cosa más sencilla del mundo. La realidad es que luego, una vez que te pones manos a la obra, los nervios, o quién sabe qué, te llevan a no cumplir con la tarea. ¿Existe algo de ciencia en esto de abordar a una mujer, ligar en la calle, en la fila del supermercado o en el bar mientras te tomas el café? La respuesta es compleja pero es más cercana al no que al sí, pues con algunos consejos sencillos es posible conseguir que abordar a una mujer sea de lo más normal. 

¿CÓMO ABORDAR A UNA MUJER?

El primer contacto

La finalidad del primer contacto con una mujer durante la etapa de seducción inicial es justamente entablar una conversación. De esta conversación, ella debe salir pensando que eres sexy y agradable y sobre todo, debe desear volverte a ver. Por tanto, el primer contacto, el que abre las puertas de una conversación, es lo más importante y el paso inicial que puede determinar el futuro de la historia. Existen muchos modos de hacerlo, a veces es sencillo si tienes amigos en común con ella o si estás en un lugar de encuentros donde la coyuntura te da una gran ayuda; pero ¿qué pasa cuando no existe ese primer empujón y tienes que hacerlo tú solo de la nada? 

Si la encuentras por la calle, en un bar, a plena luz del día y quieres conocerla, recuerda que hay siempre dos maneras de hacerlo: una es directamente hablarle, decirle que la quieres conocer e invitarla a tomar algo. Pocos hombres lo hacen, pero créeme, esto sorprende mucho a una mujer y puede que positivamente. La otra opción es hacerlo con algún pretexto, por ejemplo, pedirle una información, hacer un comentario sobre cualquier cosa que pasa alrededor. Si no tienes una ayuda para conocerla y tu situación es esta, recuerda que siempre están estos dos caminos y pueden ser muy efectivos. 

Una recomendación previa es observarla. Intenta descifrar por lo que ves si se trata de una mujer muy segura de sí misma o si parece algo insegura o temerosa. Si es el primer caso, no tengas temor a ir directo al grano, presentarte e invitarle a conocerte. Si es el segundo, intenta no asustarla con una proposición tan directa y, en cambio, hazlo con suavidad usando alguna excusa para empezar a conversar con ella. 

A veces conviene esperar un poco antes de conocerla. Si por ejemplo la ves siempre cuando sales a correr, quizás sea bueno que esperes un poco a saber dónde descansa y entonces te podrías acercar a ella. Si la situación es sencilla y por ejemplo, trabaja en un sitio que conoces, no dudes en empezar a visitar dicho lugar para que note tu presencia hasta que te animes a hablarle.

Las técnicas infalibles para abordar a una mujer

Conocer a una mujer puede ser una experiencia difícil para muchos hombres. Algunos suelen ser rechazados desde los primeros segundos y esto es simplemente porque caen pesados, es decir, insisten demasiado o se interesan únicamente por el aspecto de la mujer. En ambos casos, están equivocados y por eso son rechazados. Revisemos algunos consejos básicos e infalibles para evitar ese rechazo al abordar a una mujer:

  • Conviene ir con mucha seguridad y usar el truco de limitar el tiempo. Es decir, decirle desde el inicio que tienes prisa o que no vas a poder quedarte demasiado, por ejemplo, "no tengo mucho tiempo pero quería conocerte, no podía irme de aquí sin decírtelo". Esto hace que la mujer piense que eres más importante, que no estás completamente a su disposición y que por tanto, debe esforzarse para mantenerte cerca. 
  • A veces a las mujeres las abordan muchos hombres y todos preguntan exactamente lo mismo: edad, nombre, de dónde vienen, etc. Ser original en la primera conversación hará que, como poco, no parezcas aburrido. Si la encuentras en la fila para pagar algo, pregúntale por ejemplo qué compró; si en cambio la encuentras en un bar tomando un café, cuéntale que a ti también te gusta el cortado o pregúntale qué está leyendo. 
  • Contextualizar. Como se puede empezar a ver del punto anterior, usar el contexto para abordar a una mujer es lo más útil que se puede hacer. Para abordarla, debes ser único, pero usando siempre el contexto. Si la ves en la calle en una jornada de lluvia, ofrécele tu paraguas o, si la encuentras en un parque, invítale a dar un paseo juntos o a compartir algo para comer en la naturaleza. 
  • En la noche es más común abordar mujeres. Las discotecas, el alcohol, la música, el ambiente, pueden darte más coraje y también a ellas. Pero debes considerar ciertas cosas: en estas situaciones, es importante ver con quién va acompañada. Si está con amigos hombres, es posible que sea mejor abordarla de forma indirecta para evitar los celos de estos y no directamente sacarla a la bailar o decirle que te gusta. Además, ten en cuenta que muchas mujeres se sienten avergonzadas al ser abordadas y temen por lo que puedan pensar los demás de ellas en estas situaciones públicas. Intenta ser un poco sutil cuando intentes abordar a una mujer por la noche, eso te ahorrará muchos rechazos. 
  • La brevedad es uno de los mejores métodos para abordar a una chica, especialmente si no la conoces por medio de amigos y tienes que hacer el trabajo tú solo. La mujer puede quedarse sorprendida cuando seas breve porque, por lo general, los hombres fallan en este punto. Es mejor que le hables un rato y le pidas un dato para contactar con ella a que intentes quedarte toda la noche a su lado. Abórdala con una sonrisa y luego despídete de ella con la misma alegría. Espera un día o dos para invitarle a salir y recuerda siempre ir a las citas con seguridad en ti mismo y notable interés por la persona que tienes al frente.

Con estos consejos te rechazarán menos y conseguirás a esa chica que tanto deseas. Aunque también puedes aprovecharte de Fuego de Vida para tener un primer contacto con esa mujer que tanto te ha llamado la atención.

Últimos artículos ver todos los artículos

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...

¿Quieres que un chico se vuelva loco por ti? Si bien es cierto que nadie tiene control...