Empieza diciéndonos qué buscas:

CONSEJOS PARA SEDUCIR CON BAILES SENSUALES

Como ya sabes, los hombres son muy visuales. La belleza les entra por los ojos y se relamen de excitación ante un buen espectáculo erótico en el que puedan observar sin pudor formas femeninas contoneándose. A los hombres les gusta mirar porque con la vista se ponen calientes. Y entre las cosas más excitantes que les puedes enseñar están los buenos bailes sensuales.

CONSEJOS PARA SEDUCIR CON BAILES SENSUALES

¿Estás pensando en darle una sorpresa a tu chico, o incluso en un encuentro casual con un baile sensual, privado y muy morboso? Ten por seguro que le va a gustar la idea y lo va a disfrutar. Ahora bien, para cumplir mejor el objetivo hacen falta algunas pautas, de manera que todo salga redondo, bonito y muy excitante.

Hay varios tipos de bailes sensuales

Si quieres hacerle un baile sensual a tu hombre y ponerlo a cien, primero debes decidir qué tipo de baile quieres hacer. Cada uno tiene su estilo, su música y sus formas. Por ejemplo, una clásica danza del vientre, aunque es sensual, no siempre está enfocada al erotismo e implica un tipo de movimientos muy diferente al resto de bailes. Por otro lado, están los stripteases, donde la chica se va desnudando con sensualidad, con el único objetivo de calentar al espectador. Pero no siempre es así.

¿No lo sabías? Un baile erótico no tiene por qué implicar desnudarse, claro que no. Ahí está el ejemplo del llamado lap dance, donde el hombre, sentado en una silla, observa muy de cerca (y sin tocar), el baile erótico de la chica y ella no se desnuda obligatoriamente. O el pole dance, el complicado, físicamente exigente (hay que estar fuerte) y elegante baile con barra vertical, donde priman las acrobacias, que se pueden hacer al desnudo o con ropa.

Debes elegir el tipo de baile erótico que quieres hacer y eso implicará un estilo u otro. Pero, sea cual sea tu baile, en todos ellos necesitarás seguir una serie de pautas. Te vamos a dar unos consejos básicos para que tus bailes sensuales sean todo un éxito.

Consejos para hacer un buen baile erótico

Preparación previa

  • Música. Elige una canción que tenga un buen ritmo para lo que estás pensando. La velocidad no debe ser muy exagerada, para que puedas ejecutar los movimientos sin dificultad y manteniendo la sensualidad. ¿Se te da bien bailar? Pues puedes probar con una canción más intensa y rápida. ¿Eres poco bailarina? Pues mejor usa una canción más lenta que no te someta a presiones.  

Aunque la duración de un baile erótico no debería superar dos o tres minutos (no se trata de una obra de danza, se trata de provocar un calentón), ten preparadas otras canciones que puedan sonar después de la tuya, por si acaso.

Tómate tu tiempo para elegir la música. Escucha varias que te gusten y ve probándolas. Es importante que te sientas cómoda con la música, así que si es una canción que conoces muy bien, mejor.

  • Atuendo. Explotar tu sexualidad y tu lado más sensual y provocador no dependerá de que te desnudes, parcial o totalmente. Pero para hacer un baile erótico es importante que elijas prendas bonitas, sugerentes, que insinúen y que cubran poco… tapando lo justo. O que cubran, pero que “enseñen” mucho. Por ejemplo, prendas muy ceñidas que marquen tus virtudes.

La ropa provocativa es muy importante, pues la esencia del erotismo es ese juego de “quiero y no puedo” en el que el espectador está deseando que te desnudes del todo y tú se lo niegas… poco a poco.

Puedes aparecer totalmente vestida o empezar el baile solo con bonita y sexi lencería. Sea como sea, es importante que estés cómoda y que la ropa no te impida moverte bien. Que te haga fácil el baile. Si te vas a desnudar, también debe ser fácil de quitar. No querrás quedarte parada luchando con botones, hebillas o nudos que se resisten, ¿verdad?

También es importante usar unos buenos tacones. Si no estás acostumbrada, prueba a usarlos unos días hasta que te sientas más cómoda. No te preocupes, solo los llevarás unos minutos durante el baile. Pero los tacones son importantes: estilizan tu figura, alargan tus piernas y levantan tu culo. Y a muchos hombres les parecen eróticos de por sí.

  • Práctica. A no ser que seas muy buena, no vas a hacer un buen baile sensual si no practicas. Baila, haz estiramientos y practica, practica y practica. Y luego, practica más. Apréndete los pasos básicos y estudia en internet vídeos tutoriales de baile sensual. ¿Cómo se mueve una mujer cuando baila para calentar? ¿Cómo mira? ¿Cómo son sus gestos? ¿Cómo se toca?

Ve aprendiendo y poco a poco te sentirás más segura de ti misma. Y eso es importantísimo.

  • Confianza y seguridad. No te avergüences. En el baile sensual TÚ eres la reina. La diosa de la pista. El objetivo de todas las miradas. Tú mandas, seduces y pones los límites. Los demás, solo miran extasiados y deseosos. Cuanto más practiques, más poderosa te sentirás. Sentirás el poder de tu mirada, de tus caderas, de tus piernas, de todo tu cuerpo. Él será un espectador que solo puede ponerse a tus pies. Esto es algo que acabarás notando, sí o sí.
  • No te dejes engañar: no necesitas tener un cuerpo de modelo para ser la más sexi en tu baile erótico. Tu autoestima se va a poner por las nubes cuando descubras tu capacidad de seducir con tu cuerpo. Sin ser modelo o bailarina profesional.

El gran día

Cuando te sientas preparada, da el paso y sorpréndele. Elige un día y un momento en el que sepas que nadie os va a interrumpir y que tenéis tiempo por delante si la cosa se alarga.

Disfruta con tu baile sensual tanto como tu hombre va a disfrutar viéndolo. No tengas miedo ni vergüenza: disimularás tus pequeños errores y él no se va a dar cuenta. Solo tendrá ojos para ti. Siente y nota el poder que tienes. Seductora, atractiva, sensual, caliente.

Últimos artículos ver todos los artículos

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...