Empieza diciéndonos qué buscas:

COUGARS: CÓMO SON Y TODOS SUS SECRETOS

¿Quiénes son las cougars? Cougars es una expresión popular en inglés para denominar a las mujeres maduras que buscan y se acuestan con parejas que son, como mínimo, cinco años más jóvenes que ellas. Cougar en español significa “puma” y llamándolas así se intenta hacer un paralelismo con ese animal: es un felino, un depredador que busca a su presa. El puma es un animal hermoso, elegante, independiente y orgulloso. Como ellas.

COUGARS: CÓMO SON Y TODOS SUS SECRETOS

Las cougars son mujeres que saben muy bien lo que quieren y que no se dejan atar por convencionalismos. Su estilo de vida choca directamente con las ideas tradicionales sobre la posición de la mujer en la sociedad. Sobre todo, de la mujer madura. No les importa la opinión de los demás sobre lo que es o no es adecuado para su edad. Ellas eligen vivir la vida y disfrutarla sin complejos. Su lema es “no me rindo”. Y muy bien que hacen.

¿Cómo son las cougars? ¿Cuáles son sus características?

Tienen el atractivo de la confianza

Las mujeres de más de 40 años han tenido muchas experiencias en su vida y se entienden a sí mismas mejor que nunca. Se conocen y se aceptan y cuando miran atrás se ríen de las tonterías que les preocupaban cuando tenían 20. Una cougar es una mujer madura que tiene seguridad en sí misma y sabe muy bien quién es y qué quiere. Ha conseguido muchas cosas y ha vivido. Quizá esté casada o divorciada, es posible que más de una vez. Ha tenido varias parejas sentimentales y sexuales y ha probado bastantes cosas. Ha conocido a mucha gente y ha tenido (y tiene) una larga y provechosa carrera profesional. Quizá haya tenido hijos y los ha visto crecer, y puede que estos estén ya en la adolescencia o incluso sean adultos.

Con todo eso a las espaldas, es normal que una cougar esté de vuelta de todo y vea la oportunidad de recuperar su vida (ya no cuida de unos niños ni aguanta a un marido aburrido) y volver al ruedo de las relaciones de pareja y al juego de la seducción. O, quizá, siempre ha sido una mujer independiente y se niega a renunciar a eso cumplidos los 40. En cualquier caso, ha llegado a un punto de autoconocimiento y aceptación con el que se siente mejor que nunca. Y esa confianza, que nace de dentro, se nota fuera. Está más guapa y atractiva. Radiante.

La cougar camina y entra en los sitios como si todo le perteneciera. Muestra claramente a los demás que ama lo que es, dónde está en la vida y lo feliz que es en su nueva etapa. Es orgullosa y divertida. La mujer cougar es consciente de su valor y de su belleza. Se cuida, está guapa y es sexi. Sí, no tiene el cuerpo juvenil que tenía cuando era una veinteañera, pero lo compensa con creces con la belleza natural de la mujer madura que se cuida y con una seguridad a prueba de bombas. Ellas saben sacar partido de sus virtudes y son conscientes de que un pequeño esfuerzo se compensa, con creces, con unos resultados notables. Saben que pueden ser atractivas sin disfrazarse de una versión adolescente de ellas mismas: no necesitan usar la ropa y el estilo de una chica de 20 años, porque pueden ser sexis siendo como son, maduras.

Las cougars quieren hombres jóvenes

Las cougars están cansadas de la falta de romanticismo, pasión y diversión de los hombres de su edad. Hombres que, en muchos casos, son aburridos, inactivos, estrechos de miras y que no entienden las ganas de liberación e independencia de estas mujeres.

Ellas lo tienen muy claro. Quieren hombres más jóvenes que ellas como parejas sentimentales y sexuales. Como hemos dicho más arriba, al menos 5 años más jóvenes. Pero usualmente mucho más. Así, no es nada raro ver a cougars con hombres 10 o 15 años menores. Esto rompe con la tónica de la mujer que se empareja con hombres mayores que ella, que es bastante más común. Pero es que las cougars no son mujeres comunes. Quieren hacer la vida como les apetece y desean tener a su lado a hombres jóvenes. ¿Por qué?

Por un lado, muchas cougars sostienen que encuentran a los hombres jóvenes de hoy más abiertos, más sensibles, más atrevidos y más aventureros. Están más dispuestos a atender y mimar a una mujer atractiva y segura de sí misma. Las cougars se sienten admiradas por estos jóvenes y sienten que son más pacientes y atentos con ellas que los hombres de su misma edad o mayores. Esa paciencia y, en cierto modo, la inocencia e inexperiencia de la juventud, permiten a las cougars enseñarles mejor ciertos secretos de cama que a ellas les traigan placeres ocultos. Los hombres jóvenes están deseosos de aprender los misterios del sexo y encuentran apasionante tener a un encuentro con mujer madura que los guíe.

Por supuesto, también está el hecho de sentirse poderosa ante un hombre no tan experimentado y sabio como ellas. La edad proporciona conocimientos y actitudes de mucho valor y pone a las personas un peldaño más arriba. Sin embargo, valoran todas las puertas que los hombres jóvenes pueden abrirles: conocen sitios nuevos, están al tanto de tendencias inéditas, frecuentan ambientes alternativos… En definitiva, son activas y tienen inquietudes, curiosidad y hambre para comerse el mundo. Eso puede dar a las mujeres maduras muchas oportunidades para sentirse vivas y estimuladas.

Por último, no podemos dejar de lado un punto muy importante: el atractivo físico y la potencia sexual. Los hombres jóvenes están en la flor de la vida, son alegres, naturales, hermosos, guapos, “están buenos”, se cuidan mucho más que antes y están “en su punto” para una cougar. Y en la cama tienen mucho que ofrecer, ya que pueden suplir cierta inexperiencia con una pasión y un vigor sexual que se pierde con los años. La relación entre un hombre joven y una mujer madura resulta en la combinación perfecta de experiencia y energía.

Últimos artículos ver todos los artículos

Sí, lo sabes de sobra: cuando se habla de sexo no solo es penetración , pero seguro que cuando...

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...