Empieza diciéndonos qué buscas:

TRUCOS PARA LIGAR EN LA PLAYA

Ligar en la playa es más sencillo que en otros muchos entornos. Pero hay que saber hacerlo. Hablamos de un espacio de relax al que todos acudimos para divertirnos, disfrutar y estar a gusto. No debes olvidarlo: todo lo que contribuya a animar, estimular y mejorar la rutina playera de tu potencial conquista, te ayudará en tus intenciones. Puedes ligar en la playa fácilmente, sobre todo cuando no estás obsesionado por lograrlo. 

TRUCOS PARA LIGAR EN LA PLAYA

Uno de los momentos más importantes en tu estrategia de seducción es el emplazamiento. No debe ser casual, sino la consecuencia de un vistazo panorámico completo, aunque disimulado, y de una decisión consciente. Colócate en ese lugar estratégico en el que predominan los pibones que te gustan. Sitúate en su ámbito de influencia, a la distancia exacta para poder interactuar con ellos pero sin mostrar descaradamente tus intenciones. Llamar la atención es importante, lo harás si tienes un buen físico, desde luego. Pero también si transmites una actitud divertida, desenfadada, proactiva. Cuando llegamos a la arena, todos somos el centro de las miradas: llamamos la atención por lo distinto. Así que, de manera natural, es el mejor momento para sugerir que somos gente interesante.

Trucos de ligue en la playa para chicos

En general, en este entorno los hombres todavía nos vemos obligados a tomar la iniciativa. Muchos de los principios y recursos que presentamos a continuación, no obstante, son perfectamente aplicables también para las chicas. El concepto principal es no parecer desesperado, ni ansioso, por ligar. Tú has ido a la playa a divertirte. Emana diversión, simpatía y carisma. Pásatelo bien con tus acompañantes y permite que, de una manera natural, los demás vayan percibiendo tu carisma. Una vez que has colocado la toalla cerca de tu objetivo, tras lanzar una mirada cordial e ignorarlo después durante un rato, habrás empezado a parecerle un tipo interesante. Desde luego, no te quedes babeando mirando las otras chicas en top less y sus traseros bamboleantes, ni mucho menos los halagues en voz alta. Estás ahí para pasarlo bien, no para escupir feromonas.

Los juegos colectivos son un buen gancho para conocer gente y ligar. Un balón de voley o unas palas te pueden ayudar a romper el hielo con esa chica o su grupo. "Vamos a jugar un partido, ¿queréis acompañarnos?". Como ellas también desean divertirse, las probabilidades de una respuesta positiva son considerables. Otras opciones son los juegos de cartas o de mesa, que también pueden resultar estimulantes. 

Sé creativo: no se trata de encontrar una fórmula de seducción perfecta, sino de entrar en su universo relacional con naturalidad, elegancia y simpatía. "¿Os importa vigilarnos las cosas mientras nos bañamos?" o "tenemos sed, ¿sabéis dónde podemos comprar unos helados por aquí?" son buenas alternativas para empezar a crear vínculos de una manera acertada. 

No te precipites. Hay que tener calma. Si ellas han aceptado jugar o han respondido a tus demandas con cordialidad, habrás dado el primer paso, pero quedan muchos. Sé atento con la chica, divertido, genera temas de conversación interesantes y, sobre todo, no seas pesado. En el momento que te perciban como un cazador más, tus posibilidades habrán finalizado. Sé astuto, demuéstrales que puedes pasártelo bien con o sin ellas. Es fácil encontrar temas de charla comunes en el entorno de playa: los sitios de marcha, las zonas de compras, los espacios de ocio o las características de los alojamientos pueden dar pie a numerosas conversaciones. Recuerda no invadir su espacio ni pasar al ataque desenfrenadamente. Tampoco te vuelvas loco entrándoles a todas: selecciona tu objetivo y céntrate en él, aunque debes esforzarte también por crear un buen ambiente con todas sus amigas.

Un detalle importante para ligar en cualquier lugar es, al acercarte a hablar con una chica, acuclillarte junto a su toalla para hacerlo. Tu presencia de pie, mientras ella está tumbada, resulta intimidatoria y nada estimulante. Agáchate y háblale, si es posible, sin las gafas de sol ocultando tus ojos: de este modo despertarás más confianza en ella, sobre todo si tu mirada es atractiva.

Y, sobre todo, acepta los rechazos con deportividad... e inteligencia. No te frustres, no te enfades, no lances reproches. Otras mujeres pueden estar pendientes de ti en ese momento y, por otra parte, nunca se sabe si volverás a verla en otra situación en la que tal vez puedas aprovechar la huella positiva que una despedida elegante ha dejado en ella. Ligar en la playa no es el objetivo, sino conocer personas interesantes con las que una relación puede fluir.

En resumen: ve a la playa a pasártelo bien, instálate donde haya chicas atractivas, ignóralas primero, diviértete, busca una excusa o crea una ocasión de contacto, abórdalas, haz que disfruten y empieza a seducirlas. Ese el proceso masculino idóneo para hacer contactos eróticos.

Consejos de ligoteo en la playa para chicas

No nos engañemos: en la playa el físico es un factor determinante. Tu figura, tu estilo, tu aspecto te convertirán en foco de atención si sabes sacarte el máximo partido. Pero no se trata de ser la más descocada de la playa, la más exuberante ni la más piropeada. Todos estos factores pueden proyectar una imagen de mujer difícil, o muy fácil, que te limite a la hora de poder elegir los chicos con los que ligar. Una vez que has perdido la invisibilidad, lo cual puedes lograr —si no eres un pibón— colocando tu toalla cerca del objetivo y mostrándote atractiva, divertida y pizpireta al tiempo que te instalas, puedes escoger el camino fácil y dirigir miradas esporádicas a tu objeto de deseo. No abuses de ello, podrías llegar a intimidarle. Es mejor que te centres en charlar con tus acompañantes o en pasártelo bien y aguardar una ocasión propicia para romper el hielo. "¿Te importa darme crema?", desde luego, no deja lugar a dudas. Si no quieres que crea que eres una chica fácil, quizá sea mejor pedirle una revista o preguntarle alguna indicación o referencia sobre la ciudad. No le atosigues. Haz que se sienta importante y ríete con él conforme le envuelven tus encantos.

Últimos artículos ver todos los artículos

El sexo es algo sano, natural, un placer del que disfrutar solos o en compañía y que forma una...

El proceso de experimentar la sexualidad a veces nos lleva a sumergirnos en todo tipo de juegos...

Durante el sexo muchas veces se recuerdan todos esos vídeos porno que uno ha visto a lo largo...

Las dinámicas sexuales que tiene cada uno son, en cierto modo, únicas. El juego de la...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X