Empieza diciéndonos qué buscas:

PNL Y SEDUCCIÓN

La Programación Neurolingüística, conocida bajo las siglas Pnl, aparece en Estados Unidos en los años 70, a partir de las investigaciones del psicólogo John Grinder y del informático Richard Bandler. Su objeto de estudio era conocer la causa por la que algunos terapeutas tenían más éxito que otros en sus tratamientos, y para ello tomaron como muestra los trabajos de cuatro importantes terapeutas americanos, procedentes cada uno de ellos de una corriente distinta: la terapeuta sistémica Virginia Satir, el hipnoterapeuta Eric Ericcson, el especialista en comunicación humana Gregory Bateston, y el fundador de la Gestalt, Fritz Perls.

PNL Y SEDUCCIÓN

Después de sus largas investigaciones, y apoyándose en la observación sistemática, llegaron a la conclusión de que el procedimiento que marcaba la eficacia terapeutica consistía en emplear con excelente resultado un patrón de comunicación muy particular y útil en terapia psicológica. Y a partir de esos datos sobre la comunicación efectiva desarrollaron su tratamiento de Programación Neurolingüística.

La Pnl tiene su base en la teoría constructivista, cuyo principal postulado es que la realidad no es algo que vivimos directamente, sino que es creada por cada persona a través de su experiencia personal, sus representaciones y mapas mentales, y a partir de todo ello creamos un contexto específico que guiará todas nuestras conductas. Esta construcción puede ser adaptativa o no, actuando como impulso o como freno en nuestro desarrollo personal. John Grinder y Richard Bandler partieron de la idea constructivista de Chomsky y su ‘’gramática de la transformación’’ para crear su modelo PNL. Así, postularon que el modo en que describimos verbalmente nuestra experiencia y nuestras situaciones vitales es determinante en nuestra manera de ver el mundo.  

La Programación Neurolingüística no ha conseguido pruebas científicas mediante experimentos de laboratorio, por lo que en el campo académico ha quedado relegada a un segundo plano. Pero en la práctica clínica, nada más lejos de la realidad. Debido a su alta eficacia y rapidez, la Pnl se ha empleado en los campos de motivación laboral y académica, desarrollo de habilidades sociales, resolución de conflictos familiares y una infinidad de campos más. Entre ellos, uno de los más destacados ha sido el uso de esta terapia en la potenciación del desarrollo sexual y la seducción a la hora de ligar.

La Pnl aplicada a la seducción

En la práctica clínica es una terapia útil para vivir en libertad y desarrollar el potencial personal. Se puede enfocar como una herramienta de gran relevancia en el campo de la sexualidad y la atracción personal, porque entre sus principios básicos está la importancia de la kinesia (comunicación no verbal) a la hora de relacionarnos con otros. Son cualidades de la kinesia nuestra postural corporal, nuestros gestos y la expresión facial.

Para utilizar la Pnl como arma de seducción tenemos que entender que no se pretende manipular al otro en beneficio propio, sino conseguir una fluida interacción entre dos personas propulsando una comunicación sincronizada y una congruencia entre lo que dice nuestra boca y lo que expresa nuestro cuerpo.

El primer paso que hay que dar cuando conozcamos a alguien que nos resulte atractivo es adoptar una actitud y postura semejante a la que él manifieste. Recordemos que hay que evitar la imitación porque puede interpretarse como una burla, lo que debemos intentar es que el otro se sienta cómodo y en el mismo plano que nosotros.

Una vez sincronizado nuestro cuerpo con el suyo, es el momento de centrarnos en el lenguaje verbal. Respecto a los aspectos paraverbales, hay que elegir un tono y un ritmo en la voz parecido al de nuestro interlocutor. Es muy importante no hablar mucho más rápido o lento que él, y nuestra voz no tiene que estar por encima o debajo de la suya, ya que esto suele resultar muy incómodo, y es fácil que frene la conversación.  

El siguiente paso en la seducción según el Pnl, es el contenido de los mensajes que emitimos: tenemos que mostrar una actitud positiva. No hay nada más nefasto a la hora de seducir a alguien que mostrarnos como personas negativas y pesimistas. Un uso simple, pero eficaz, de la Pnl es asegurarte de que nunca emplees un lenguaje negativo. Siempre es mejor decir "hoy no ha sido un día espectacular" o "esa idea no parece muy buena" que "hoy ha sido un día pésimo" o "esa idea es malísima". El simple uso de palabras positivas en lugar de palabras negativas te permite enviar la misma información sin afectar al estado de ánimo.

La tercera fase de la seducción será mantener la sincronía ganada con nuestro objeto de deseo, y  mostrarnos abiertos hacia él. Para ello evitaremos brazos cruzados y posturas demasiado rígidas, pues harán que parezcamos distantes o inaccesibles. Aquí lo que pretendemos es lograr acercarse a la otra persona para poder intimar con ella, por lo que tenemos que mostrar que estamos abiertos a la idea de un acercamiento, y si el interlocutor es receptivo, adoptara también una postura distendida como reflejo de la nuestra. Pero, en el caso de que tu objeto de seducción se resista y muestre frialdad, lo mejor es coincidir con su estado para después cambiar lentamente de actitud, acercándonos paulatinamente con un tono seductor que producirá un cambio en el otro. Lo mismo se aplica si la otra persona está cansada o aburrida, cópiale el ritmo y luego condúcela.

No olvides la técnica del anclaje

En la fase de seducción es muy útil la técnica del anclaje, que se basa en asociar un toque corporal o sonido a algo positivo. Por ejemplo, si quieres decirle que tiene unos ojos preciosos, díselo mientras le das un pequeño toque en el brazo. En otro momento de la conversación, dale otro pequeño toque en el brazo, su cerebro recordará automáticamente tu piropo sobre sus ojos, sin ninguna necesidad de repetirlo y resultar pesado.

En resumen, las cinco claves para triunfar son:

- Analiza al objetivo. Encuentra sus principales características.

- Actúa en consecuencia.

- Sé sensible. La agudeza de la percepción es muy importante.

- Sé flexible en tus comportamientos.

- Opera desde la psicología de la excelencia y la fisiología.

Últimos artículos ver todos los artículos

El sexo es algo sano, natural, un placer del que disfrutar solos o en compañía y que forma una...

El proceso de experimentar la sexualidad a veces nos lleva a sumergirnos en todo tipo de juegos...

Durante el sexo muchas veces se recuerdan todos esos vídeos porno que uno ha visto a lo largo...

Las dinámicas sexuales que tiene cada uno son, en cierto modo, únicas. El juego de la...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X