Empieza diciéndonos qué buscas:

https://www.fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Fuegodevida.com

Guía para iniciarte en el bondage masculino

¿Sientes curiosidad por el juego de dominar y ser dominado? Quizás sea la hora de experimentar con el Bondage, pero antes, debemos aclarar algunas dudas frecuentes con respecto a esta práctica tan excitante.

Guía para iniciarte en el bondage masculino

El término Bondage viene del vocablo en francés que se refiere a estar en cautiverio o esclavitud. En pocas palabras se trata de inmovilizar a tu pareja en la cama, valiéndose de diferentes medios como las sogas, las cintas, las cadenas o esposas.

Esta práctica forma parte del BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo) y como todas las dinámicas sexuales que se incluyen dentro de esta experiencia, deben ceñirse a la conocida máxima SSC (Sensato, Seguro y Consensuado).

Así es. Haciendo especial énfasis en el sexo bondage, su práctica debe ser comedida, prestando atención a la intensidad que prefiere cada uno de los participantes; realizarse en condiciones que sean seguras para ambos; y muy especialmente consensuada: cada uno de los que interviene en el encuentro debe haber establecido normas previas las cuales hay que respetar.

Los primeros pasos en el bondage de hombres

Muchas personas piensan que tratándose de hombres ellos siempre quieren llevar las riendas de la situación, pero es sorprendente ver cuánto les puede excitar, en determinadas ocasiones, que sean ellas las que dominen.

Si deseas ponerle un poco más de fuego al juego de la dominación en la cama, ha llegado la hora de experimentar con el bondage masculino y dejarse llevar por las emociones. Al principio causa un poco de recelo, por eso lo más aconsejable es avanzar de un modo progresivo, tomando de antemano todas las precauciones posibles.

No te resistas al bondage

En torno a esta práctica hay muchas creencias falsas, como que todo el que la prefiere es un pervertido o que siempre acaba en maltrato.

Es absolutamente falso. De hecho, los niveles de sensualidad y erotismo en el bondage pueden ser impredecibles, bastará con una caricia sutil en la zona indicada o un poco más de énfasis, si es que tu pareja así lo exige.

El bondage te ayuda a hacer tus encuentros íntimos más creativos, le añade suspenso al sexo haciendo que la experiencia sea completamente alucinante. Fortalece la confianza y la comunicación en la pareja y es excesivamente estimulante.

Transitando el camino de la dominación

Como dijimos antes, en el bondage todo tiene que ser consensuado, así que uno de los primeros puntos a tratar en este ejercicio de sumisión masculina es cómo tu pareja quiere ser dominada y qué intensidad está dispuesto a permitir en los juegos.

Hay diversos estilos de ataduras, desde los que sujetan a tu pareja a la cama, hasta aquellos en los cuales solo se inmovilizan pies o manos, pero la persona en sumisión puede permanecer sentada o de pie.

Es importante que jamás te excedas en la intensidad de los nudos y que siempre tengas a la mano algún utensilio cortante, como tijeras, para recurrir a él en caso de emergencia o si las cosas se complican.

Una vez que él esté inmovilizado, recuerda siempre ir de menos a más. Intensificar las emociones hará que el placer se eleve progresivamente, postergando así el juego previo, incrementando la excitación y haciendo del encuentro una experiencia inolvidable.

Es importante que entre ambos exista una palabra o código de seguridad, que le indicará a la persona que está en el rol del dominante cuándo debe detenerse o qué cosas tiene que evitar.

Préstale mucha atención a tu pareja mientras estéis llevando a cabo el juego de la sumisión. Así aprenderás a identificar cuáles son las cosas que más le gustan y en qué zonas y con qué intensidad logras hacerlo enloquecer.

Finalmente debe quedar establecido qué tan lejos permitirá él que llegues con tus iniciativas. Mientras está inmovilizado podrías recurrir a cosas realmente fantásticas, después de un delicioso juego previo, como practicarle el sexo oral, masturbarlo con tu mano, propiciar la penetración… Puede que él no pueda moverse, pero tú sí, así que estarás en la completa libertad de imponer el ritmo y la intensidad de ese encuentro.

Otra alternativa fabulosa, tratándose del bondage masculino, es la incorporación de implementos nuevos, siempre que el consentimiento sea mutuo. Los plugs anales en él podrían ser una experiencia inédita, que, sumado a la adrenalina de las ataduras, convertirán ese encuentro en un episodio sencillamente memorable.

Una última recomendación

Si deseáis experimentar con el bondage, tratar de hacerlo en un espacio conocido, en el que os sintáis absolutamente cómodos. Al ser la primera vez, todos los factores deben estar controlados, ya que de ese modo podréis entregaros sin reservas a descubrir todas las sorpresas que se ocultan detrás de esta fantasía.

Con respeto, creatividad, seguridad y consenso, te garantizamos que una vez que lo pruebes, el bondage tanto en él como en ella se convertirá en una de tus dinámicas favoritas en la cama.

También te pueden interesar ver todos los artículos

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Es bastante probable que hayas escuchado hablar del squirt , ¿verdad? Incluso puedes haber...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Siempre es interesante ir en busca de experiencias cada vez más fogosas, especialmente si esas...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Puede que no sea una práctica muy bien vista por la sociedad, pero las parejas swings o aquellas...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Sí, en efecto, hay posiciones en el sexo que no solo pueden incrementar de un modo absoluto el...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X