Empieza diciéndonos qué buscas:

El sexo romántico: la clave de la sexualidad

El sexo romántico se está perdiendo. Mucho se habla del 'aquí te pillo, aquí te mato' y poco del sexo apasionado y lento. Esto es porque hay gente que piensa que la única manera de disfrutar de las relaciones sexuales es aumentando la velocidad e intensidad, imitando lo que ven en las películas porno. Sin embargo, ¿a quién no se le ha erizado la piel viendo una escena de sexo en alguna comedia romántica? Una luz tenue, dos cuerpos rozándose, completamente conectados, haciendo el amor con movimientos suaves, besos dulces y caricias sensuales. Efectivamente, el sexo romántico es sin duda la culminación definitiva del amor. Ser romántico en la cama puede abrirnos un nuevo mundo de emociones que solo podemos sentir si reducimos la velocidad y nos centramos en admirar cada instante, en lugar de en llegar al orgasmo. Así pues, toma nota de todos los beneficios que el romanticismo en el sexo puede aportaros.

El sexo romántico: la clave de la sexualidad

¿Qué hace el sexo romántico por tu relación?

Ser más romántico en la cama puede ofrecerte una gran cantidad de beneficios que pueden mejorar vuestra relación de pareja y vuestra vida sexual. Esto no quiere decir que hayáis de dejar de lado el sexo salvaje, simplemente que si este no os funciona, deberías probar a ser más románticos. ¡Puede que sea la solución ideal para vosotros!

Proporciona una mayor excitación

Las relaciones sexuales apasionadas dan más tiempo a la mujer para que se excite. Por lo tanto, cuando llega el momento de la penetración, ella ya está lo suficientemente lubricada y el placer que expermimenta es mucho mayor. Además, permite disfrutar de cada momento de una manera distinta: el camino es la diversión, las caricias, los besos, las miradas... Cuando dejáis de pensar únicamente en llegar al clímax y os centráis en fundir vuestros cuerpos, el placer que sentís es muchísimo más intenso.

Os permite descubriros uno al otro

Imagina que vas en el coche a 120 kilómetros por hora. Posiblemente pases al lado de campo con unas flores preciosas o de un castillo enorme en la cima de una montaña. Sin embargo, seguramente si llegas a vislumbrar algo sea simplemente por un par de segundos. En cambio, si te dedicas a dar un paseo, podrás disfrutar de las vistas que la velocidad no te permitió. Lo mismo pasa con el sexo, desacelerando el ritmo puedes descubrir qué zonas le provocan placer a tu pareja e incluso a ti mismo, qué postura os gusta a los dos o cuál es el sitio donde más os gusta que os besen. Hay infinitas posibilidades por explorar.

Los orgamos son más intensos

Esta es una de las mejores ventajas que tiene el sexo romántico. Cuando el acto sexual se ralentiza, el placer se alarga e intensifica. Esto os permite sentir la temperatura de la piel de vuestra pareja, su sudor o cómo se acelera su respiración. La opción más divertida es jugar con el momento del clímax, parando antes de llegar, quitándote el placer y luego continuando con la acción. Si combinas esto con movimientos suaves y un ambiente idóneo, ¡el orgasmo -o los orgasmos - será brutal!

4 claves que necesitas saber para ser más romántico en la cama

¿Ya te has convencido de que el sexo romántico puede favoreceros en muchos aspectos? Es genial, ¿verdad?. Ahora solo falta que lo pongas en práctica. Pero tranquilo, si no sabes cómo empezar o qué hacer, tranquilo, aquí tienes algunas sugerencias que pueden venirte muy bien.

1- Reduce la velocidad

Esta es la esencia del sexo romántico. De hecho también se conoce como slow sex o sexo lento. Así pues, si desaceleras el ritmo de tus relaciones sexuales conseguirás ser más consciente de tu pareja y, por lo tanto, disfrutar más de vuestras relaciones. En este sentido es muy importante que ambos os encontréis relajados y a la vez atentos, gozando de cada segundo que pasa, sin importaros que la cantidad de tiempo que os lleve. Recuerda: tómate el tiempo que necesites para degustar las posibilidades que el erotismo te ofrece.

2- Relaja tu cuerpo y tu mente

Hay muchas personas que se ponen nerviosas antes o durante el acto sexual. La mayoría de las veces esto se debe a las inseguridades que tienen estas personas y que, encima, se intensifican al encontrarse bajo la mirada penetrante de su amante. Si eres de este tipo de personas, no te preocupes, hay muchas opciones que puedes llevar a cabo para calmarte: un masaje erótico de tu pareja, una bañera relajante con velas y una copa de vino o un striptease lento, dejando que con cada una de tus prendas se vaya un complejo.

3- Se romántico todo el día

No se trata de ser cariñoso solo en la cama y durante el resto del día no acordarse de nada. El sexo romántico no solo pretende mejorar vuestra vida sexual, también está encaminado a hacer prosperar vuestra relación de pareja. La mayoría de parejas que llevan mucho tiempo juntas han dejado a un lado la pasión y la monotonía se ha apoderado de ellos. Así pues, prepararle el desayuno, dejarle una nota picante o esperarle con una cena romántica puede ser lo que vuestra relación necesita.

4- Sorprende a tu pareja

Siguiendo la línea del último consejo, dar una sorpresa a tu amante puede asegurarte un delicioso final feliz. Cómprate un conjunto de lencería sexy, enciende unas cuantas velas con un aroma agradable o reserva una mesa en su restaurante favorito sin que lo sepa. Estas alternativas o cualquiera que tu consideres apropiada reencenderá la llama de vuestra relación y seréis capaces, seguro, de multiplicar el placer que ambos sentís en la cama. En definitiva, el sexo romántico puede ser la solución a todos vuestros problemas sexuales y de pareja. Entonces, ¿a qué esperas? Corre a comprar un ramo de flores o prepara un fantástico camping en un parque. Y recuerda siempre que más velocidad o más salvaje, no tiene por qué significar mayor placer.

Últimos artículos ver todos los artículos

Existen muchos motivos para establecer nuevas dinámicas sexuales en tu relación. Quizás el...

Hace poco conociste a alguien, quizás en un viaje o en una cena con unos amigos, pero resulta...

Sí, lo sabes de sobra: cuando se habla de sexo no solo es penetración , pero seguro que cuando...

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .