Empieza diciéndonos qué buscas:

El placer sin penetración es posible

La mayoría de las veces cuando hablamos de sexo tendemos a reducirlo a la penetración. Y es esta simplifación al máximo de las relaciones sexuales la que nos lleva a perder de vista infinidad de posibilidades a la hora de disfrutar del verdadero placer sexual. Porque el sexo es mucho más que el coito vaginal o anal donde él penetra y ella recibe; significando muchas otras prácticas donde la penetración ni siquiera existe y que pueden ser igualmente placenteras.

El placer sin penetración es posible

De hecho tanto es así que hay personas que tienen orgasmos mucho más intensos cuando reciben sexo oral o con la masturbación, sobre todo en las mujeres. Y es que mientras los hombres tardan unos 5-8 minutos en llegar al orgasmo, ellas tardan bastante más por lo que muchas veces no consiguen llegar al clímax con la penetración y es necesario recibir algún otro tipo de satisfacción gracias al sexo sin penetración.

Porque sí, el sexo sin penetración es posible y es también muy placentero. Así, existe todo un mundo de posibilidades que quizás todavía no has descubierto. ¿Estás dispuesto a perdértelo?

¿Qué es el petting?

En el mundo anglosajón a las prácticas sexuales sin penetración se las conoce como petting, aunque en otros países de habla hispana reciben otros nombres como 'franelar' en Argentina o 'fajar' en México, y es que son algo muy extendido. Sobre todo entre los más jóvenes ya que por el hecho de no haber penetración, existe el placer pero no la posibilidad de contraer un embarazo no deseado si se practica de forma segura. De esta forma, no se necesita recurrir a otros métodos anticonceptivos siempre que no se eyacule de forma directa sobre la vagina de la mujer, de forma que haya un intercambio de flujos entre el semen y los flujos vaginales pudiendo dar lugar a la fecundación.

¿Quiénes suelen practicar el petting?

El petting es una excelente forma de mantenernos activos sexualmente sin necesidad de recurrir a la penetración. Por ello, sirve como alternativa para muchas personas que:

  • Buscan conservar su virginidad por convicciones religiosas o por cualquier otro motivo pero que sin embargo no quieren prescindir de disfrutar del placer de las relaciones sexuales.
  • Corren el riesgo de contraer una ETS porque alguien en la pareja está infectado. Aunque con el uso del condón podría ser suficiente, no se sienten seguros y por ello recurren al sexo sin penetración.
  • Sienten mucho dolor durante la penetración a causa de enfermedades o dolencias como la endometriosis.
  • Tienen un embarazo de alto riesgo en los que se haya prescrito que la penetración podría dañar al feto. Normalmente, durante el embarazo no hay ningún problema de practicar el sexo con penetración pero cuando se tiene un embarazo de riesgo se deben tomar muchas más precauciones.

Cómo practicar sexo sin penetración

Cuando hablamos de petting o sexo sin penetración podemos estar refiriéndonos a diferentes prácticas sexuales que, si bien todas son consideradas como diferentes formas de obtener placer, pueden dividirse según el grado. Así, algunas pueden ser fuente de un orgasmo por sí mismas mientras otras puede aumentar la intensidad del posterior orgasmo por penetración. Por ejemplo, dentro del grado 1 nos encontramos con abrazos y besos, en el grado 2 aparecen las caricias sobre la ropa por ejemplo, y en el grado 3 tenemos las caricias íntimas, el sexo oral o la penetración. Pero, te explicamos un poquito más de cada uno de ellos a continuación.

Formas de practicar el sexo sin penetración

  1. Masturbación manual: es quizás la forma de petting más extendida. Podéis hacerlo por turnos, jugando con vuestros genitales y dejándoos hacer, o también podéis hacerlo a la vez, mirándoos a los ojos y sintiendo cada una de las sensaciones que os queréis transmitir. Sea como sea es una práctica muy sexy y que os dará altas dosis de placer sin necesidad de recurrir a la penetración. Además os ayudará a conocer qué os gusta a cada uno durante el sexo. Eso sí, no te olvides de variar los ritmos y la intensidad, será un momento de placer intenso.
  2. Abrazos íntimos: si os centráis en sentiros mutuamente un abrazo puede daros mucho placer. Sentaos sobre la cama, con ella recostada sobre el pecho de él para que podáis sentir vuestros cuerpos a la vez que él puede acceder a los pechos y a la vagina. Así, podéis realizaros caricias e incluso él puede masajear el clítoris mientras ella juega con el pene. Por ejemplo, ten en cuenta que en el sexo tántrico, aunque puede darse la penetración esta no es la protagonista sino que es sentir vuestros cuerpos y cada una de las emociones que os transmitís.
  3. Fricción de los cuerpos: del mismo modo que el contacto es muy placentero si además le añades un toque de masturbación, otra forma de conseguir placer es rozando vuestros cuerpo de forma que vuestros genitales entren en contacto (sin penetrarse, solo rozándose).
  4. Sexo oral: una de las prácticas más placenteras sin duda. Podéis practicarlo por turnos, mucho más cómodo ya que te permite concentrarte en el placer de tu pareja; o podéis optar por realizaros sexo oral a la vez como sucede con el mítico 69.

Enfermedades de transmisión sexual en estos casos

Debido a que no hay penetración dichas relaciones sexuales son casi seguras al 100% aunque como hemos mencionado siempre existen algún pequeño riesgo por ejemplo si se eyacula sobre la vagina (aunque sea de forma superficial) ya que parte del semen podría entrar en contacto con los flujos vaginales.

No obstante no podemos decir lo mismo de las enfermedades de transmisión sexual. Tanto en el sexo oral como en el anal o el vaginal existe el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual ya que se produce también un intercambio de fluidos. De este modo, lo que muchos no saben es que a la hora de practicar una felación o un cunnilingus es importante que se utilicen métodos de protección de barrera como el condón, ya sea masculino o femenino.

Últimos artículos ver todos los artículos

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...

¿Quieres que un chico se vuelva loco por ti? Si bien es cierto que nadie tiene control...