Empieza diciéndonos qué buscas:

¿Condón o pastillas anticonceptivas?

El sexo es uno de los grandes placeres de la vida y, como tal, todos merecemos disfrutarlo al máximo. Pero en la otra cara de la moneda el sexo también puede darnos más de un susto. Para ello, para que sea solo diversión y placer y no nos comporte otro tipo de consecuencias, necesitamos plantearnos qué método anticonceptivo tomar.

¿Condón o pastillas anticonceptivas?

Y es que el mundo de los anticonceptivos es muy amplio. Que si el dispositivo intrauterino, el parche, el anillo, el condón femenino, el diafragma... Existe un gran catálogo de posibilidades para evitar un embarazo y muchas veces ni siquiera conocemos la mitad. Sobre todo, debido a que si debemos señalar qué métodos son los protagonistas todos apuntaríamos a las pastillas anticonceptivas y a los condones.

Ambos son los métodos anticonceptivos más conocidos y por ende más utilizados. Así que si estás planteándote cuál de los dos utilizar lo mejor será que conozcas qué beneficios puede aportare cada uno.

Elige uno o los dos

En primer lugar queremos destacarte que utilizar uno de ellos no excluye la posibilidad de utilizar el otro. Es decir, puedes utilizar métodos anticonceptivos orales como son las pastillas anticonceptivas y a la vez utilizar los preservativos.

Mientras las pastillas te protegen de un embarazo a través de las hormonas, el condón se utiliza como una barrera física para que el semen no pueda llegar a tu óvulo y fecundarlo. Por este motivo, porque tienen un campo de acción diferente, es que puedes utilizarlos a la vez sin problema.

La efectividad del preservativo

Como hemos señalado, el preservativo es un método anticonceptivo de barrera a la hora de prevenir un embarazo y su efectividad es del 97%. Así, el condón retiene el semen impidiendo la entrada de los espermatozoides en la vagina. Sin embargo, debes tener en cuenta que su eficacia puede verse reducida si se hace un mal uso como en los siguientes casos:

  • Ponérselo demasiado tarde o retirarlo antes de tiempo.
  • Reusar el condón, o, equivocarse de lado y darle la vuelta una vez puesto.
  • Rasgarlo al abrir el envase o ponérselo.
  • Rotura por una mala lubricación.
  • No dejar espacio en la punta o desenrollarlo lo suficiente.
  • Utilizar un condón caducado.

Protección contra ETS

Pero además de prevenir el embarazo, otra de las ventajas de utilizar preservativos durante el sexo es el de prevenir enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluido el VIH. Por ello, se recomienda el uso de preservativos siempre, pero sobre todo, cuando la pareja no es estable o se mantienen relaciones esporádicas con una o más personas.

De hecho, se calcula que en España el 20% de los portadores de VIH no saben que lo son pues no han sido diagnosticados. Así, ser portador de VIH significa que una persona ha adquirido el virus y que por lo tanto puede transmitirlo, pero que sin embargo todavía no ha desarrollado la enfermedad y por lo tanto no presenta síntomas. Es por ello que difícilmente se puede diagnosticar a una persona portadora, ya que pueda tardar meses e incluso años en desarrollar la la enfermedad del SIDA.

No disminuye el placer

Alrededor del sexo existen muchos mitos y leyendas y el caso de los preservativos no iba a ser menos. Comúnmente se ha creído que los condones disminuían el placer en las relaciones sexuales. No obstante, un estudio publicado por The Journal Sexual of Medicine afirma todo lo contrario. En el experimento el 70% de los encuestados estaban en contra del uso del preservativo, pero de estos el 38% de los participantes no tuvo problemas para mantener sexo con preservativo mientras que el 32% que sí lo presentaba tenían antecedentes de problemas de disfunción eréctil.

De esta forma, el mito sobre que el condón disminuye el placer sexual durante las relaciones queda refutado y ya no hay excusa para no protegernos.

La efectividad de las pastillas anticonceptivas

Las pastillas anticonceptivas son otro de los métodos más extendidos para prevenir embarazos con una eficacia del 95%. Estas son píldoras de toma diaria que contienen las hormonas necesarias (normalmente una combinación de estrógenos y progesterona) para alterar tu órgano reproductor, controlando tus ovarios y útero y así prevenir el embarazo. No obstante, debes tener en cuenta que no tienen incidencia alguna en la posible transmisión de una ETS.

Cómo actúa la píldora

La función de la pastilla anticonceptiva consiste en evitar la ovulación para así impedir la liberación del óvulo durante el ciclo menstrual. De esta forma, sin ovulación no hay óvulo que pueda ser fecundado. Otra de las funciones es la de engrosar la mucosidad del cuello del útero para dificultar la escalada del esperma al útero; y además dificultar que el óvula se adhiera a las paredes del útero para que no pueda ser fecundado.

Otras funciones de las pastillas anticonceptivas

Las pastillas anticonceptivas, además de para evitar el embarazo, también son muy utilizadas en casos de menstruación irregular. Por la actuación de las hormonas segregadas en nuestro organismo la píldora, son capaces de regular la menstruación además de disminuir los dolores por lo que son un método efectivo recomendado por muchos ginecólogos.

Como has observado, ninguno de los dos métodos es infalible al 100% y tiene sus pros y sus contras. Te recomendamos pues que utilices uno u otro dependiendo del tipo de relación que estés manteniendo.

Si estás pensando en utilizar únicamente un método, te recomendamos que las pastillas ancitonceptivas las tomes en caso de que tengas una relación estable con tu pareja y siempre y cuando estéis seguros de que ninguno de los dos sois portadores de alguna enfermedad. Por las razones que ya te hemos expuesto si mantenéis una relación abierta y no os cuidáis podríais contraer una ETS. Por el contrario, el preservativo se recomienda para todo tipo de relaciones sexuales. Además de actuar como barrera estarás protegiéndote de otros muchos peligros.

Últimos artículos ver todos los artículos

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...