Empieza diciéndonos qué buscas:

Cómo evitar el gatillazo

El gatillazo puede ser una de las cosas más vergonzosas y estresantes que le pueden pasar a un hombre. El problema del gatillazo o mejor dicho, la disfunción eréctil es que puede traumatizar a un hombre durante mucho tiempo y comerse la cabeza pensando que ya nada volverá a ser como antes.

Cómo evitar el gatillazo

Son momentos en los que el hombre puede llegar a estar más preocupado por lo que pensará la mujer que por el hecho mismo de haber tenido un gatillazo, pero desde aquí ya os decimos que no os preocupéis tanto por lo que puedan pensar ya que cuantas más vueltas le deis más estrés os generaréis y por tanto más difícil será arreglar el problema.

Por si todavía no sabes como se genera o cómo lo puedes evitar sigue leyendo para que no te vuelva a ocurrir o si lo hace que sepas como puedes remediarlo sin problemas.

Que es exactamente la disfunción eréctil o gatillazo

Cuando hablamos de disfunción eréctil lo hacemos de la incapacidad que puede tener un hombre para conseguir mantener una erección lo suficientemente importante como para tener relaciones sexuales satisfactorias. La definición más acertada sería; impotencia súbita o transitoria que afecta al hombre durante la cópula.

También se puede referir a la total incapacidad de tener una erección en el comienzo de las relaciones sexuales

Es más común de lo que parece

Hay numerosos estudios que demuestran que al menos el 50% de la población masculina ha padecido o padecerá un gatillazo a lo largo de su vida. Si esto lo trasladamos a la disfunción eréctil vemos que el dato aumento.

Como hemos dicho la disfunción eréctil puede tener un factor decisivo en la edad del hombre, no queremos decir que solo los hombre mayores de 40 años la puedan parecer, pero sí que en esta edad es más común que a otras más tempranas.

Solo en España el 25% de los hombres mayores de 40 años han padecido disfunción eréctil y mientras en hombres más jóvenes las causas pueden ser pasajeras y relaciones con factores ocasionales, en hombre de cierta edad puede estar advirtiendo de la existencia de otras enfermedades como la obesidad, la diabetes, la hipertensión, el colesterol o el déficit de testosterona.

Causas más frecuentes

Ahora que ya se sabe qué es y lo frecuente que puede llegar a ser es hora de centrarnos en las causas que lo originan:

  • El factor principal es el estrés, ya sea por trabajo, presiones familiares o por la situación en sí que está viviendo.
  • En hombres jóvenes es común que esta situación ocurra por ansiedad más que por una condición médica. La erección es un reflejo que se activa con un estímulo sexual, ya sea visual, imaginario, de tacto, entre otros, y cuando por la ansiedad de “no fracasar” se está muy pendiente del pene, la respuesta no se produce.
  • La inseguridad con respecto a lo que estás haciendo, este puede ser el caso de los hombres de menos edad que se sienten cohibidos ante la presión de satisfacer los deseos de su pareja.
  • Las enfermedades como la obesidad, hipertensión, diabetes,el déficit de testosterona...más asociadas a la edad avanzada.
  • El consumo de alcohol, cigarrillo o de alucinógenos puede incrementar aún más el problema.
  • La mala alimentación también puede afectar a la hora de tener un gatillazo, este punto está relacionado por ejemplo con el de las enfermedades. No solo siendo obeso puedes tener un gatillazo, las personas con desnutrición o una dieta muy pobre también a sufren.

Cómo evitar tener un gatillazo

La manera de evitarlo es mejorando las cosas que ayudan a los problemas citados anteriormente, es decir, hacer ejercicio, mantener una dieta saludable, reducir el colesterol...por ejemplo evitar alimentos con productos refinados, grasas saturadas, edulcorantes, grasas trans, entre otras sustancias son muy dañinas para el organismo creando problemas internos en tu cuerpo.

Y por último, pero no menos importante, háblalo con tu pareja. Comunícate con ella y soluciónalo en pareja para que ninguno de los dos se sienta culpable por la situación ya que como hemos visto en la mayoría de las ocasiones es algo pasajero y de muy fácil solución.

¿Hay que preocuparse por tener un gatillazo?

Los médicos aseguran que en la mayoría de las ocasiones no hay que preocuparse por tener un gatillazo y resulta que estadísticamente abría que tener dificultades para lograr una erección y mantener una relación sexual completa y placentera en una de cada cuatro ocasiones. Sería a partir de esta cuarta ocasiones cuando sí que recomiendan acudir a un especialista

Que debe hacer la chica

Lo primero y principal que debe hacer la chica es no ponerse nerviosa porque sino lo pondrá nervioso a él y no conseguirá recuperarse. Un gatillazo no es nada personal contra ella ya que el hombre puede estar plenamente excitado y tener un gatillazo, pero seguir excitado igualmente. De hecho puede estar relacionado con el nerviosismo que se apodera de él por querer darla talla si siente que la mujer es demasiado para él o está ansioso por estar a la altura.

Con toda esta información ya hemos visto que tener un gatillazo puede ser más común de lo que parece pero que por vergüenza u orgullo sigue siendo un tema tabú en las conversaciones. No obstante se el problema persiste sí que se deben abandonar esos miedos y pedir ayuda médica para lo que empezó como una tontería no se convierta en algo mucho más serio.

Últimos artículos ver todos los artículos

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...

¿Quieres que un chico se vuelva loco por ti? Si bien es cierto que nadie tiene control...