Empieza diciéndonos qué buscas:

https://www.fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Fuegodevida.com

Cómo utilizar un antifaz sexual

A simple vista, un antifaz sexual puede parecer bastante simple. Algunos se preguntan incluso cómo podría un accesorio tan sencillo como este transformar su vida sexual o por qué algunos tienen un verdadero fetiche con cubrir los ojos durante el sexo o usarlo para “enmascarar” su rostro.

Cómo utilizar un antifaz sexual

En primer lugar, si gozas de buena imaginación y estás dispuesto a jugar en la intimidad, vivir una noche de sexo con máscara puede ser realmente maravilloso. Le añadirá un toque de creatividad, picardía y suspenso a la velada y podría llevarte a transitar caminos que antes eran desconocidos para ti en el sexo… ¿por qué descartarlo?

¿Por qué usar un antifaz para el sexo y cómo usarlo?

Hay al menos dos tipos de antifaz para sexo: aquel que te permite enmascarar tu rostro parcialmente, sin privarte por eso de la visión, y el que bloquea por completo tus ojos.

El primero es muy apreciado en el bondage. Recuerda que una de las particularidades del BDSM es jugar con los roles de sumisión y dominación. Algunas veces el dominante se cubre la cara con una máscara o antifaz, para imprimirle un toque de fantasía y morbo a toda la velada. Otras veces el sumiso es privado de la vista, gracias a una venda en sus ojos.

También puedes usar al antifaz como máscara para interpretar a un personaje. A algunas parejas les resulta muy estimulante recrear escenas, situaciones, episodios donde puedan materializar sus fantasías y cubrir parte del rostro de sus acompañantes los ayuda a adjudicar una personalidad distinta, para hacer más verosímil la ficción.

Por último, cubrir por completo tus ojos con un antifaz es una experiencia francamente indescriptible. Puede que te haga sentir inquieto al principio, quizás avive tu curiosidad, pero si sabes sacar provecho de estas emociones, las transformarás en estímulos fantásticos para tu pasión.

Al estar privado de la vista no sabrás qué movimientos hará tu pareja, de qué forma te abordará y te llevará instintivamente a afinar otros sentidos, como el oído, el tacto o el olfato. Podrías hacer que toda la experiencia se torne misteriosa, sorpresiva, alucinante y todo gracias a un gesto tan simple como taparte los ojos.

¿Qué puedo hacer al vendar los ojos de mi pareja?

La creatividad no tiene límites y en el sexo, mucho menos. Una vez que vendas los ojos a tu pareja con un antifaz sexual las posibilidades son como un lienzo en blanco. En primer lugar, ella o él pasarán a interpretar el rol de la sumisión, lo que te dará carta abierta para hacer tu voluntad sobre su cuerpo (sin transgredir los acuerdos previos).

Con tu pareja llena de expectativas y alerta a tus movimientos, prueba con prodigarle caricias sorpresivas, en especial haciendo uso de objetos poco convencionales. Podrías utilizar algo tan suave como una pluma, u objetos más inquietantes, como los flagelos de un látigo. Le causarás mucho morbo, curiosidad y su placer se incrementará.

Una alternativa maravillosa cuando se trata de vendar los ojos de tu pareja durante el sexo, es sorprenderlo con iniciativas como la masturbación o el sexo oral. Sumergirte de una forma imprevista en sus genitales o prodigarle besos y otros contactos similares en sus zonas más íntimas lo harán experimentar un placer sin precedentes.

Para estimular a tu pareja no solo necesitas de objetos adicionales. Todo tu cuerpo es una máquina para amar. Dependerá de cuán creativo seas y cuánto provecho sepas sacar de ella. Usa tu lengua, la punta de tus dedos, tus pezones o los genitales para describir en el cuerpo de tu amante caricias o roces inesperados. Incluso podrías morderlo en zonas inimaginadas o soplar su piel, así como algunos de los rincones de su cuerpo.

El secreto está en la sensación: apuesta por el tacto y el oído

Lo que hace del antifaz para el sexo un éxito es el factor sorpresa. Juega con estímulos donde intervengan sutilezas como la temperatura, la textura, los sonidos y los aromas. Además de valerte de tu propio cuerpo para amarle, podrías incorporar a la experiencia juguetes sexuales de diversas características o alimentos.

Rozar su cuerpo con uvas, trozos de piña, untarlo con cremas deliciosas, no solo te resultará placentero a ti, que comerás de su piel cada uno de estos bocadillos, también lo enloquecerá a él o a ella.

Sentir la humedad, la frialdad y la suavidad de la piña en algunos de los rincones más excitantes de su cuerpo, dejarán a tu pareja pidiendo más, por no mencionar lo que ambos sentiréis al untar, lamer o saborear sustancias como la crema batida o un poco de chocolate.

No descartes para esta experiencia algunos juguetes sexuales, ni mucho menos un buen masaje erótico. Tras probarlo, es probable que te hagas verdaderamente adicto al antifaz para el sexo… ¡Tu pareja también lo amará!

También te pueden interesar ver todos los artículos

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Cuando se trata de estimular el deseo, cualquier alternativa es buena. Es verdad que el estrés,...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

La marca Satisfyer no necesita presentación cuando se trata de placer femenino, calidad y...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Hablar de fetiches sexuales puede ser un poco comprometedor para algunos. Aún hay mucha...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

El anillo sexual es uno de los juguetes sexuales predilectos cuando se trata de tener mejores...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X