Empieza diciéndonos qué buscas:

Cómo hacer una felación

Una buena felación es el sueño de cualquier hombre. Sentir como su chica pone toda la carne en el asador por complacerlo es algo que excita a cualquiera. Pero, del mismo modo que muchos de ellos no tienen idea de cómo practicar un buen cunnilingus, ellas también tienen sus dudas y sus miedos a la hora de realizar una felación.

Cómo hacer una felación

Por ello, aunque sabemos que aprender a hacer una buena felación es más cuestión de práctica que de teoría, te traemos algunos consejos para que consigas que tu chico vea las estrellas.

Pequeñas anotaciones previas

Cuando no nos sentimos seguras o no tenemos mucha experiencia buscamos pisar sobre firme y no arriesgar demasiado por si acabamos fastidiándola. Pero, en realidad lo único que conseguimos es no descubrir y aprender qué es lo que de verdad le gusta a nuestro chico. Por ello, lo primero que deberás tener en cuenta para hacer una buena felación es:

Varía tus movimientos

¿Sabes cuando te gusta tanto una canción que de tanto escucharla se te acaba rayando el cd y acaba por engancharse siempre en el mismo trozo? Eso mismo le pasa a tu chico con tus felaciones. Le gustaba tanto uno de tus movimientos que ha acabado por aburrirlo. Por más que veas que le está gustando cómo se lo estás haciendo intenta innovar y variar tus movimientos o le estarás haciendo la felación más sosa de su vida.

Dale intensidad

Aparte de cambiar de movimientos, también deberías variar en el ritmo y la intensidad. Para que nos entiendas, es como una montaña rusa. Si todo el rato estuviéramos en plena caída esta perdería la emoción. En cambio sentir como poco a poco vamos subiendo toda la cuesta para luego bajarla hace que la experiencia sea mucho más excitante. Pues aquí lo mismo.

Sube de nivel

Ve subiendo de nivel, se trata de que lo vuestro vaya in crescendo. No intentes dárselo todo desde el principio, no le va a gustar si lo primero que haces es meterte su miembro hasta el fondo sin previo aviso. El pene es muy sensible así que si no está debidamente estimulado podrías fastidiarlo todo por completo. Calienta los motores poco a poco hasta que su erección esté a tono y bien lubricada para recibir todas tus atenciones.

Trucos para una buena felación

Desmuéstrale cuánto te gusta

Seguro que alguna vez has gemido durante el sexo para motivar a tu chico. Pues lo mismo aquí. Hazle sentir que estás disfrutando tanto como él de la felación. Si parece que le estés haciendo un favor cada vez que le realizas una perderá el interés y no disfrutará igual.

Contacto visual

Si algo puede ponerlo cachondo es ver cómo lo seduces a la vez con tu mirada. Observa su miembro con deseo y luego míralo intensamente a los ojos. Acto seguido cierra los ojos y disfruta de la felación. Si sabes jugar con tu mirada tu chico se encenderá.

Las zonas más sensibles

Por supuesto conocer las zonas más sensible te facilitará muchísmo la tarea. Estas son el frenillo, que es el cablecito que va desde el prepucio al pene; la corona del glande, que es la parte final más abultada del pene; los testículos, y sí, con ellos también deberás jugar; y la próstata.

No te olvides de sus testículos

Los testículos son uno de los grandes olvidados. Cuando pensamos en una felación nos viene a la mente el acto de lamer y chupar un pene. Sin embargo, los testículos son una gran fuente de placer para ellos que no sabemos cómo aprovechar.

Lo primero que debes tener en cuenta es que es una zona muy sensible. Por ello, los movimientos que debemos hacer sobre ellos son muy suaves y delicados. En primer lugar, durante los preliminares, porque también hay preliminares previos al sexo oral, podemos acariciarlos de forma suave pero firme para más tarde subir de nivel y lamerlos.

Utiliza también las manos

A muchas mujeres les agobia la idea de tener que estar todo el tiempo con el pene dentro de la boca. Vamos a ser sinceros, de ser así podría generarnos cierto malestar. Pero la verdad es que la felación no tiene por qué basarse únicamente en estimular el pene con la boca.

Forma un anillo con tus dedos alrededor del pene y empieza a estimularlo de arriba a abajo hasta encontrar un ritmo placentero.

Aprende a utilizar tu lengua

Ahora que ya sabes que el glande es una de las zonas más sensibles haz buen uso de él. Deberás lamer la base de arriba a abajo, para pasar luego al frenillo realizando pequeños círculos. Una vez hayas empezado a jugar con la zona y veas que tu chico se está excitando realiza círculos alrededor de todo el glande con tu lengua.

Cómo jugar con su tamaño

Uno de los mayores miedos que tienen las mujeres a la hora de practicar una felación es el de que el pene no les quepa entero en la boca. Sin embargo, esto no tiene por qué ser un problema. Si quieres producir el efecto de 'garganta profunda' cuando te itroduzcas el pene en la boca y este toque el fondo de tu garganta sin estar del todo dentro, puedes coger el resto del pene con las manos para estimular también esta zona.

Mejores posturas para una felación

Para disfrutar de una buena felación, tanto para recibirla como para hacerla, lo mejor es que os pongáis cómodos, por lo que la postura será importante. Para que te hagas una idea, las más sencillas y placenteras son:

  • Acostado: Él hacia arriba mientras tú te colocas entre sus piernas de rodillas.
  • Sentado: En la cama o una silla y tú te colocas arrodillada entre sus muslos.
  • Haciendo el 69: Aunque a veces es difícil concentrarse en dar placer a la pareja cuando a la vez se está recibiendo.
Últimos artículos ver todos los artículos

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...

¿Quieres que un chico se vuelva loco por ti? Si bien es cierto que nadie tiene control...