Empieza diciéndonos qué buscas:

Cómo hacer el amor en el campo: resuelve tus dudas y curiosidades

La noche llega con la inmensa oscuridad y se dibuja un paisaje lleno de estrellas en el cielo; paisaje que solo puedes apreciar cuando estás fuera de la ciudad, en el campo o en la montaña, y la luz de la sociedad te deja ver. Entonces, después de ese camping romántico que te ha preparado tu pareja y entre beso y beso de agradecimiento, vuestro instinto animal se despierta y tenéis unas ganas tremendas de hacer el amor. ¿Te ha pasado esto alguna vez? Entonces sabrás que la naturaleza saca nuestro lado más salvaje y muchas veces no somos capaces de resistirnos a su llamada. Por eso, si has salido con tu pareja a pasear por la montaña o a contemplar el eclipse lunar en el campo y os han entrado ganas de comeros a besos, seguro que sabrás de lo que hablo y, por lo tanto, unas cuantas sugerencias sobre cómo tener sexo al aire libre te vendrán de lujo.

Cómo hacer el amor en el campo: resuelve tus dudas y curiosidades

Consejos para hacer el amor en la naturaleza:

1. Cuidado con dónde te apoyas

Parece obvio pero mucha gente no se da cuenta hasta que es demasiado tarde. Puede que tengas alguna alergia o que haya una planta con espinas, que te apoyes en un árbol demasiado áspero o que acabes recolectando sin quererlo la mitad de la flora con la que te topes. En este sentido, es recomendable que siempre que vayas al campo lleves contigo una toalla por si la cosa se pone caliente. Lo mejor es guardar una en el coche y así la tendrás siempre contigo, preparada para ayudarte en cualquier momento que la necesites.

2. Fíjate bien en la zona en la que estáis

Supongo que no hará falta recordártelo pero, por si acaso, has de saber que en el campo o en el bosque hay animales, ¡y algunos pueden ser peligrosos! Así pues, lo mejor es que tengáis mucho cuidado con la zona que elegís para daros amor, porque os podéis llevar un buen susto. Ya no solo nos referimos a regiones donde haya osos o lobos, es recomendable que os fijéis incluso en si hay colmenas cerca, ardillas, o lo que sea. Y, por supuesto, ¡un buen repelente de mosquitos siempre os irá bien!

3. Elige bien la ropa que te pones

Este consejo solo lo puedes poner en marcha si antes de acudir al campo ya sabes que vas a mantener relaciones sexuales, o al menos si lo intuyes. La intención reside en que, por ejemplo, si te pones un vestido cómodo o una camisa ancha, tal vez no haga falta que te desnudes completamente para hacer el amor y estés más protegido de los bichos y las plantas que te puedan incomodar o hacer daño. Os servirá sobre todo si habéis olvidado la toalla imprescindible y no podéis quedaros sin hacer el amor en un paraje tan especial.

4. Respetad la naturaleza

Echáis un polvo increíble; uno de estos de aquí te pillo, aquí te mato que os dejan sin respiración. Seguís desnudos, sobre la toalla que has traído -y menos mal- observando el cielo fundidos en un precioso abrazo. Aún te tiemblan las piernas, pero de repente se te ocurre una idea: voy a fumarme el cigarro de después... ¡Mucho cuidado con esto! Los cigarros no solo ensucian la naturaleza, sino que pueden ocasionar un gran disgusto si no lo apagáis bien. Pero no solo tenéis que ir con cuidado con los cigarros, tirar un condón por el suelo, arrancar flores sin piedad o dejaros los restos de la cena tirados también son faltas de respeto gigantes. Por lo tanto, esto no es un consejo, es una condición indispensable si quieres tener sexo al aire libre.

5. Vigilad vuestras pertenencias

Imagina que estáis paseando por el campo y encontráis un hermoso lago que os llama a que os bañéis. Os desnudáis rápidamente y os sumergís en un agua cristalina, y a la vez congelada, que os hace necesitaros el uno al otro para entrar en calor. Bien, si vives esta situación, mejor será que vigiles bien dónde habéis dejado vuestra ropa y demás propiedades, porque si aparece algún graciosillo con ganas de broma, ¡igual os toca volver a casa con el culo al aire! Lo ideal es dejarlo todo junto y cerca de donde os encontréis, pero no demasiado a la vista para que no llame la atención de los que pasen por el lugar.

6. No estáis solos, tenedlo en cuenta

Al igual que vosotros habéis ido a dar una vuelta por la montaña o a disfrutar de la calurosa noche, puede que más gente haya ido también. Por lo tanto, puede que gritar y gemir demasiado fuerte os descubra ante las personas que visitan la zona o incluso que alerte a algún voyeur con ganas de aprender nuevos trucos y no os haga demasiada gracia. ¿Lo ideal? Intentad pasar desapercibidos en la medida de lo posible.

Si sigues estos consejos, tener relaciones sexuales en el campo se convertirá en una fantasía que podrás realizar todas las veces que quieras sin preocuparte por nada. Así que ahora que ya conoces los trucos para hacer el amor al aire libre, apúntalos y tenlos siempre en cuenta porque, como ya supones, ¡nunca se sabe cuándo el poder de la naturaleza te llamará!  

Últimos artículos ver todos los artículos

El sexo es algo sano, natural, un placer del que disfrutar solos o en compañía y que forma una...

El proceso de experimentar la sexualidad a veces nos lleva a sumergirnos en todo tipo de juegos...

Durante el sexo muchas veces se recuerdan todos esos vídeos porno que uno ha visto a lo largo...

Las dinámicas sexuales que tiene cada uno son, en cierto modo, únicas. El juego de la...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X