Empieza diciéndonos qué buscas:

Cómo elegir las mejores fotos para una página de contactos

Todos hemos oído decir alguna vez que la primera impresión es la que importa. También, que la belleza no lo es todo en una relación. Las dos frases son ciertas y, sin embargo, también compatibles. Después de unos años en los que darse a conocer, ligar y conocer a otras personas por Internet era visto como poco menos que una excentricidad, hoy en día se ha convertido en una práctica común, aceptada y muy difundida. Las páginas de contactos han crecido de manera exponencial y han mejorado la experiencia de sus usuarios hasta cotas que antes eran inimaginables.

Cómo elegir las mejores fotos para una página de contactos

Sin embargo, una de las primeras y grandes dudas a las que se enfrenta toda persona que quiera aumentar su vida social online y descubrir a nuevas personas sigue siendo la misma; qué fotos elegir para mostrarse como es. Es una tarea más importante y decisiva de lo que se suele pensar y es relativamente común cometer errores que nos pueden perjudicar y de los que ni siquiera somos conscientes. Para no dar una imagen equivocada y ofrecer nuestra mejor versión, conviene regirse por unas pautas que pueden suponer una enorme diferencia. No hay que olvidar nunca que las fotos de perfil en una página de contactos son una ventana al mundo exterior y, en muchos casos, la única referencia que va a tener sobre nosotros la persona que navegue por esa página en busca de gente parecida o de gustos similares.

Además de la primera imagen sobre nosotros, la foto de perfil y el resto de imágenes que queramos subir a la plataforma ofrecen una cantidad enorme de información. Para empezar, con un vistazo a una cara puede determinarse el estado de ánimo que tiene la persona a la que estamos contemplando. La cara no es solo “el espejo del alma”, sino que es además reflejo de la vida de su propietario. Unas ojeras marcadas, un gesto abatido o unas cejas fruncidas, por poner tres ejemplos negativos, pueden transmitir una imagen muy lejos de la deseada. Una sonrisa o una mirada risueña proyectan buenas sensaciones. Tampoco interesan las fotos forzadas, en las que se ve cómo el fotografiado trata de ofrecer una imagen a toda costa.

Cómo elegir las mejores fotos para una página de contactos

Actualizadas y mirando a la cámara

Actualizar a menudo las fotos que subimos a una página de contactos no es solo una forma de que la persona que las vea no se lleve, tras conocernos en persona, una sorpresa con nuestra edad, sino que revela que esa persona mantiene al día su perfil. Eso denota interés, algo que siempre gusta a los demás. Por otra parte, aunque parezca una obviedad, es importante que en las fotos miremos a la cámara, en especial en las fotos de perfil. Esto no quiere decir que tengamos que descartar toda imagen en la que no miremos a nuestro interlocutor, pero nunca debemos olvidar que este empatizará siempre más con alguien que le ‘mira’ a los ojos. Descartamos, por completo, fotografiarnos con gafas de sol.

Tamaño, colocación y enfoque

Para la foto de perfil debemos buscar una distancia intermedia; nuestra cara no debe quedar ni demasiado cerca ni demasiado lejos de la cámara. Para el resto de fotos siempre debemos descartar aquellas que están desenfocadas, tienen demasiada luz (las conocidas como ‘fotos quemadas’) o demasiada poca o padecen alguna otra deficiencia técnica. Los enfoques originales suman puntos, puesto que existen demasiadas fotos muy parecidas y romper con algunas convenciones estará bien visto.

La ropa y los accesorios

Al igual que debemos aparecer en las fotos tal y como somos, sin gestos no habituales o forzados, en las fotos para una página de contactos lo más recomendable es vestir como solemos hacer a diario. Nada hay más desfavorecedor que posar con un traje para una boda que solo nos ponemos una vez cada dos años o aparecer en las fotos con un traje de baño que solo nos pusimos una vez en verano porque no nos resultaba favorecedor. Siempre es interesante ofrecer una buena imagen, limpia y resuelta, pero sin llegar a extremos como un exceso de maquillaje o unos accesorios muy llamativos.

El fondo

En las fotos de perfil lo más aconsejable es posar sobre un fondo blanco. En el resto de imágenes se puede optar por una amplia variedad de colores y tonos.

Que reflejen nuestras aficiones, pero con cuidado

Es recomendable elegir fotos que reflejen cuáles son nuestras aficiones, pero el sentido común debe delimitarnos hasta dónde podemos llegar. Sí a las imágenes al aire libre corriendo, jugando a algún deporte o paseando, por ejemplo. Si nos gusta ir al cine, podemos posar a la entrada de una sala. Si preferimos leer, es una buena idea que en las fotos se puedan ver los libros que nos gustan o el lugar de la casa en el que solemos disfrutar de la lectura. Pero, por mucho que nos guste salir de fiesta con nuestros amigos o amigas, no conviene abusar de las fotos en bares y discotecas. En primer lugar, porque suelen estar hechas con flash y resultan desfavorecedoras. En segundo, porque en ellas aparecen muchas otras caras que pueden distraer la atención sobre la nuestra.

Sobre todo, sé real y sincero

Por último, pero no menos importante, hay que recordar que la sinceridad sigue siendo la mejor arma de seducción que existe. Si engañamos a la persona que visita nuestro perfil con fotos retocadas o en las que deliberadamente impedimos que se vea algo que no nos gusta de nuestro aspecto físico, estaremos haciéndonos, a la larga, un flaco favor a nosotros mismos. La verdad saldrá tarde o temprano a la luz y la otra persona se llevará cierta sorpresa, no siempre positiva. Además, eso le dará que pensar qué otras facetas de la personalidad son reales y cuáles son ficticias. Por otra parte, que una persona se muestra tal y como es, aunque algunas de sus características físicas no concuerden con los gustos de la mayoría, demostrará que tiene personalidad y seguridad en sí misma, dos rasgos muy atractivos.

Últimos artículos ver todos los artículos

El sexo es algo sano, natural, un placer del que disfrutar solos o en compañía y que forma una...

El proceso de experimentar la sexualidad a veces nos lleva a sumergirnos en todo tipo de juegos...

Durante el sexo muchas veces se recuerdan todos esos vídeos porno que uno ha visto a lo largo...

Las dinámicas sexuales que tiene cada uno son, en cierto modo, únicas. El juego de la...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X