Empieza diciéndonos qué buscas:

Características del miedo a enamorarse

El amor es un sentimiento que puede producirte sentimientos encontrados dependiendo del momento de la vida en el que te encuentres. El miedo a enamorarse es una experiencia totalmente humana que no solo se puede vivir en primera persona.

Características del miedo a enamorarse

Es decir, puede que en algún momento te encuentres en la encrucijada de enamorarte de una persona que teme implicarse emocionalmente en un noviazgo y afianzar una relación porque teme perder su libertad o fracasar personalmente.

La filofobia se define coloquialmente como el miedo a estar enamorado, no tanto por el sentimiento en sí mismo como por lo que implica un compromiso sentimental a largo plazo.

Si tienes interés en una persona que te envía señales contradictorias y que te ha contado que nunca ha tenido una relación seria en su pasado sentimental, a pesar de haberse ilusionado de verdad en algún momento, tal vez sea porque en su interior vive el autoboicot de frenar dichas potenciales relaciones a través de pensamientos negativos.

Cómo saber si tienes miedo a enamorarte

Pero además, también puedes atender a otros posibles síntomas que pueden enmascarar tu temor a enamorarte. Por ejemplo, si tienes ganas de salir huyendo cada vez que una relación de pareja empieza a tomar color en tu vida, si tienes un nivel de expectativas respecto a tu pareja ideal tan alto que nadie consigue estar a la altura de esta perfección y encuentras un montón de defectos incluso en potenciales conquistas que llaman tu atención en un primer momento.

O incluso, si sigues recordando un primer amor que ya pasó hace muchos años y al que te agarras con fuerza como una forma de evitar tu implicación emocional en el presente, al seguir tan pendiente de aquello que pudo ser y no fue. Estar estancado en el pasado es una forma de no apostar por el ahora.

El miedo a enamorarte también puede estar causado por el pánico de volver a sufrir un desamor en el presente o, incluso, por el vértigo de salir de la zona de confort que produce la soltería asumida como un estado cómodo. El miedo a enamorarte conecta directamente con los riesgos ante los que sientes que te expones al abrir tu corazón ante otra persona que puede no sentir lo mismo por ti y puede rechazarte. O también, el miedo a que, más allá del color rosa del enamoramiento en sus inicios, pronto surjan las quejas, los reproches y el desencanto de una historia muy mejorable.

Puede ser que de un modo frecuente te observes a ti mismo sufriendo por amores imposibles, historias de película con final triste que parecen repetir un esquema similar como consecuencia de la profecía autocumplida. Un amor imposible puede ser una forma de protegerte ante el riesgo de un amor de verdad.

Qué hacer si estás bloqueado

1. Si sientes que estás bloqueado ante el temor emocional de enamorarte de una persona que está empezando a llamar tu atención, habla de ello con naturalidad con una persona de tu confianza. Hablar de ello te ayudará a poner nombre a tus sentimientos e ideas internas. Por tanto, también aumentas tu capacidad para gestionar tu situación de un modo más inteligente a nivel emocional.

2. Puedes hacer un proceso de coachingpersonal para lograr un objetivo concreto. Por ejemplo, alimentar tu autoestima. Alimentar tu amor propio es vital para superar el miedo a enamorarte, ya que el modo en el que te vinculas contigo mismo también marca un patrón de conducta en tus relaciones afectivas con los demás.

3. Puedes hacer una terapia psicológica para solicitar apoyo emocional y recibir el asesoramiento de un experto. En la actualidad, muchos centros de psicología ofrecen también servicios de asesoramiento emocional online. Por tanto, puedes elegir, entre ambas opciones, aquella que mejor se ajuste a tus expectativas y preferencias personales.

4. Intenta vivir más centrado en el presente, porque el miedo a enamorarte también se alimenta de los temores de futuro. Asume de un modo natural que no puedes predecir el mañana cuando acabas de conocer a una persona con la que ha surgido la química. El único modo de saber si existe compatibilidad entre ambos y podéis tener un proyecto común es quedar para conoceros y dar tiempo al tiempo.

5. Si al observar películas que muestran el prototipo de protagonista que teme implicarse en una relación de pareja y para ello, enlaza distintas conquistas sin respetar el proceso de duelo entre distintas historias, te identificas con este perfil: ¿qué consejos le darías a ese protagonista de película si tuvieses la oportunidad de hablar con él directamente? Este ejercicio de imaginación y empatía puede ayudarte a observar tu miedo a enamorarte con una perspectiva diferente, al poner el foco de atención en alguien externo.

Además, como espectador de películas que muestran historias de este tipo, también puedes reflexionar sobre las consecuencias que produce a largo plazo el miedo al enamoramiento. Este temor es como una forma de cerrar puertas de un modo constante.  Sin embargo, la vida pasa. El tiempo no es infinito, por tanto, aprovéchalo y disfrútalo.

Viaja mentalmente hasta tu futuro para imaginar cómo te sentirás si cuando tengas ochenta años miras al pasado con la sensación de haber dejado pasar oportunidades de amor por las que te hubiese gustado luchar. 

6. Asume las cartas del juego del amor. Acepta la incertidumbre como un hecho lógico. El amor requiere implicación y generosidad. En lugar de mantenerte enfocado en aquello que puedes perder o en aquello que puede salir mal, también puedes centrarte en la felicidad que puedes vivir si te das la oportunidad de hacerlo.

7. Escucha los ritmos de tu corazón para avanzar en una relación a tu paso. Evita hacer promesas de amor antes de tiempo para no obligarte a sentir un compromiso para el que tal vez necesites más tiempo. Y, también, confía en que cuando te enamores de la persona correcta, todo fluirá de un modo natural si confías en la vida, en la buena suerte y en ti mismo.

Últimos artículos ver todos los artículos

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...