Empieza diciéndonos qué buscas:

https://www.fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Fuegodevida.com

Mejora tu técnica: 5 consejos para dar mejores azotes

Existen muchos motivos para establecer nuevas dinámicas sexuales en tu relación. Quizás el cansancio y el aburrimiento te lleven a buscar nuevas aventuras, o tal vez sean las ganas de experimentar con tu cuerpo y el de tu pareja. Cualquiera que sea la razón, buscar alternativas sexuales es una práctica saludable para ambos, que puede oxigenar la relación y fortalecerla. Después de hacer pequeñas investigaciones,os habéis decantado por el sado suave, pues es una buena manera de añadirle picante a vuestra dinámica, pero no sabéis por dónde empezar. Si este es tu caso y el de tu pareja, este artículo es para ti porque hemos hecho una pequeña guía para iniciarte en el arte de dar los mejores azotes. Con ella seguro que esta se convertirá en una práctica habitual en vuestras relaciones sexuales de ahora en adelante.

Mejora tu técnica: 5 consejos para dar mejores azotes

Cuando buscas información sobre los azotes la terminología es variada pero no te dejes confundir: azotes y nalgadas no son lo mismo. El spanking se refiere a nalgadas suaves. Los azotes conllevan una mayor intensidad y, por tanto, son una práctica un poco más delicada. En cualquier caso, ambos representan una dominación de un miembro de la pareja, es decir, una práctica que se sale de lo que denominamos sexo convencional. Aunque es posible que ya practicaras esta técnica antes, quizás no eras consciente que estos juegos sexuales ayudan a alcanzar el orgasmo, por eso, cuanto mejor lo practiques, más placenteras serán tus relaciones.

1. Dónde golpear

La clave cuando das una azotaina es saber dónde dar los golpes. Las nalgas y los muslos son las mejores zonas, pues tienen una buena capa de grasa que amortigua el golpe. Eso sí, ten en cuenta que cada parte del cuerpo requiere una intensidad distinta. Cuando des azotes en las nalgas es mejor que sea en la parte central, pues si subes hacia la espalda o bajas demasiado corres el riesgo de golpear algún órgano y causar daños que ya no serán placenteros.

2. Usa tu mano

Para los que están empezando, recomendamos usar las manos para dar la primera azotaina. Una buena forma de dar nalgadas es ahuecar la mano y juntar los dedos de manera que, sin ser muy dolorosa, el golpe sea sonoro. Esto es importante; en este juego de dominación no excita solo lo físico, el sonido también os encenderá. No te olvides de calentar antes de empezar con azotes y nalgadas. Cuando se aplica un poco de violencia consensuada como ocurre en el sado, es vital que la pareja esté excitada porque de lo contrario puede ser doloroso y nada placentero. Si ves que aún no está el ambiente lo suficientemente caliente, los pellizcos suaves son excelentes para ir preparando el terreno.

3. Prueba con juguetes caseros

El siguiente nivel es utilizar juguetes que aumenten la intensidad de los azotes. Seguro que conoces objetos destinados para estas prácticas, como las fustas o los látigos, pero, ¿qué tal si pruebas con lo que tienes en casa? Una cuchara, una paleta de cocina, una tabla de corte de madera o una toalla mojada también pueden ser herramientas para iniciarte en la práctica del azote. Eso sí, comunícate constantemente con tu pareja y establezcan una palabra de seguridad básica que indique cuando uno de los dos quiera frenar.

4. Bondage

Los azotes y las nalgadas forman parte de un juego sado suave que no se centra exclusivamente en el dolor y que, sumado a otras técnicas como el bondage, puede ser aún más excitante. Que te den unos buenos azotes mientras estás atado al cabecero de la cama o a la pata de una mesa hace el juego aún más divertido.

5. Haced juego de roles

Para darle un poco más de gracia al encuentro, tu pareja y tú podéis interpretar a personajes como la profesora y el alumno, la policía y el ladrón, enfermero y paciente, jueza y criminal o cualquiera que se os ocurra. Dejad volar la imaginación e intercambiad los papeles de dominante y sumiso, dejando lugar también para la dominación femenina.

El spanking y los azotes, como práctica consensuada y consentida son ideales para darle un giro a tu vida sexual y ganar confianza en la pareja, tanto emocional como físicamente.

Últimos artículos ver todos los artículos

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Para que una relación de pareja funcione se deben cuidar ciertos aspectos como la confianza, la...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

En el sexo existen muchas maneras de disfrutar en pareja, tantas como imaginación, tiempo y...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

El siglo XXI ha cambiado completamente nuestra forma de relacionarnos, en gran parte debido a la...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Existen una serie de prácticas sexuales que todavía tienen alrededor de ellas un tabú enorme....

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X