Empieza diciéndonos qué buscas:

Los 10 mejores juegos eróticos para excitar al máximo

En las relaciones de pareja muchas veces la rutina diaria lleva a perder el interés, y la pasión, que antes parecía ser la protagonista de vuestros días, desaparece. Antes, os buscabais continuamente y el fuego se encendía sin problema. Pero poco a poco ese jugueteo apasionado empezó a tener menos presencia, y al final parece que no encontráis un rato para dar rienda suelta al desenfreno y la pasión.

Los 10 mejores juegos eróticos para excitar al máximo

¿Alguna vez te ha pasado que, teniendo tiempo para hacerlo, inexplicablemente, has preferido seguir viendo tu serie favorita? Al final pasan los días o las semanas sin que la cosa se caliente. El problema está en la monotonía. ¿Cómo puede acabar? Pues, a veces, mal. No son raros los casos en los que la desgana llega tan lejos que simplemente la relación se enfría y desaparece.

La diversión y el jugueteo van de la mano de la alegría por convivir y gozar de nuestras parejas. Si lo pasamos bien con ellas, y ellas con nosotros, la relación se mantiene viva y encontramos motivos para mantenerla. Disfrutamos con la relación.

Está claro que necesitamos reavivar la llama. Y para eso nada mejor que volver a descubrir esos pequeños detalles que antes os mantenían calientes todo el día. Algunos se pueden recuperar sin ningún esfuerzo. Otros piden más implicación. Algunos son sencillos y no hace falta nada más que vosotros mismos para practicarlos. En otros intervienen juguetes, cachivaches y juegos eróticos. ¿Acaso no merece la pena para reavivar la llama de la pasión?

Vamos a ver 10 juegos eróticos que seguro que os pondrán a tono una vez más.

Juegos eróticos que solo piden tener ganas

1. Striptease. Es muy típico acabar desnudos en la cama sin más, sin añadirle juego ni picardía. Pero es buena idea juguetear con la insinuación, las miradas, los movimientos, y hacerlo sin prisa a ritmo de la música o incluso sin ella. Desde siempre, nadie se resiste al contoneo de un striptease. ¿Por qué no aprender a hacerlo? Seduzcamos a nuestras parejas y aprovechemos para sorprender con bonita y excitante lencería. Las promesas de un buen despelote pueden elevar la temperatura de cualquiera.

2. Citas y salidas picantes. Estando los dos fuera de casa en algo tan neutral como el cine o cenando, seguro que a él le va a sorprender mucho cuando ella, sin venir a cuento, le susurre al oído que no lleva ropa interior. Lo inesperado, lo nuevo, lo atrevido… Eso siempre es excitante. ¿Cuándo fue la última vez que jugasteis a eso?

También es posible jugar a interpretar a otras personas. ¿Y si tenéis una cita caliente haciendo como que no os conocéis, o interpretáis a otras personas, y redescubrís la pasión con ese juego?

3. Jugar con el control. Tener en la mano el poder de calentar al otro o, también, sentir el morbo de estar en manos de otro, puede ser algo muy caliente. ¿Has pensado comprarle a ella un huevo vibrador con mando a distancia? Quizá se ponga muy caliente llevándolo puesto para que tú controles la vibración paseando con ella en la calle. Ella no sabrá cuándo, cómo ni cuánto tiempo estará encendido. ¡Excitante!

4. Masajes. No masajees a tu pareja solo para aliviarla después de un largo día de trabajo. El masaje, sin prisa y con el ambiente adecuado, puede ser uno de los mejores juegos eróticos para relajarse, volver a descubrir el placer de tocar y ser tocado, y de aprender el uno del otro. El masaje erótico estimula y enciende la imaginación, y siempre dan ganas de más.

5. Sexting. ¿Cuánto tiempo hace que no le dices algo caliente a tu pareja? Como lo hacías antes de la rutina, inesperadamente, y con calor por dentro. Podéis volver a hacer sexting, enviándoos fotos o mensajes cachondos para incitaros y provocaros. Imagínate volver a encontrar ese placer secreto de recibir un SMS caliente en el momento más inoportuno.

6. Cambiar de aires. Provocar, tentar, excitar y follar fuera del dormitorio puede ser un juego muy excitante, y muchas parejas sexualmente activas lo buscan a propósito. El riesgo, la posibilidad de que te pillen y el morbo del cambio pueden ser muy excitantes y convertir cualquier esquina oscura en un sitio perfecto para jugar.

¿Juegos de mesa o juegos de cama? Juguetes para parejas

7. Lubricantes y geles. Los nuevos productos con aromas y sabores, y con efectos varios, son la excusa perfecta para jugar en pareja y redescubrir el placer de tocar, besar, lamer y comer. Y como lubricantes, sirven para lo que viene luego.

8. Dados eróticos. Existen dados divertidos que pueden servir para darle diversión a la cama. Tiradlos y ¡qué ellos elijan lo que os toca hacer! Podéis adaptar los que tengáis por casa o comprar unos expresamente pensados para esto.

9. Cartas eróticas. Al igual que los dados, las cartas pueden dar mucho juego. Desde el clásico strip poker, con el que podréis insinuaros con el desnudo, y picaros inocentemente para ver quién gana, hasta las barajas de cartas temáticas que proponen cosas más calientes.

10. Juegos de tablero. En los sexshops existen montones dejuegos eróticos adaptados para llevarlos a la cama, y como los juegos de mesa normales, las temáticas y las mecánicas son muy variadas. Desde los que son tipo trivial, los semejantes al parchís, o los de habilidad, todos están enfocados a la diversión y a recuperar el ardor descubriendo nuevas facetas de nuestra pareja.

Atreverse con los juegos eróticos para parejas es una buenísima opción, accesible para cualquiera y en cualquier momento, de darle un nuevo soplo de aire caliente a la relación. No hay excusa para que el tedio, el aburrimiento o la monotonía se conviertan en la sensación dominante en vuestra relación, y no hay motivos para dejar de intentarlo.

Recuperad la pasión y las ganas de sexo, de sentiros y de gozaros, y no dudéis en alejaros de lo de siempre. Echadle imaginación, morbo y toda la carne en el asador. ¡Vuestra mente, vuestros cuerpos y vuestra relación de pareja os lo agradecerán!

Últimos artículos ver todos los artículos

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...

¿Quieres que un chico se vuelva loco por ti? Si bien es cierto que nadie tiene control...