Empieza diciéndonos qué buscas:

El sexo sin compromiso y sus ventajas

El sexo sin compromiso es un tipo de relación en la que se comparte el amor físico con quien se desea, de manera independiente, esporádica o frecuente, sin ataduras, de forma voluntaria y con la libertad que otorga un compromiso a dos bandas sobre los límites de la relación.

El sexo sin compromiso y sus ventajas

Una relación que va más allá de un arrebato de una noche y que tiene todo un potencial, si se lleva con suficiente inteligencia, para convertirse también en un espacio en el que conectar con confianza y con complicidad o en el que desconectar de malas experiencias pasadas a la salida de un divorcio. Con el ánimo de ganar tiempo para alcanzar un futuro ajustado a lo que se desea para la propia vida.

El sexo sin compromiso que se puede practicar con una pareja más o menos estable o, con el aliento de más pulsiones sexuales, con más de una persona al mismo tiempo, aunque no en el mismo sitio (o sí). Es lo que se ha dado en llamar como poliamor, un amor basado en el sexo o sobre la base de relaciones amorosas de parejas abiertas a varias bandas.

El sexo sin compromiso, más allá de las etiquetas de una mala prensa que lo vinculan a una naturaleza egoísta o egocéntrica, también destaca por sus beneficios. De ellos vamos a hablar. Tal vez encuentres motivos para alentar una pasión medida y a distancia con quien te haya demostrado esa lealtad que solo has visto en la vida de otros.

Vamos con esos beneficios del sexo con amigos y amigas de cama. Sexo sin compromiso, por ejemplo, para ganar un tiempo propio.

Tiempo para darse un respiro

Los encuentros de amor sin compromiso pueden convertirse en un tiempo en el que podemos poner nuestra vida y nuestras costumbres entre paréntesis. Un tiempo sanador en el que volvemos a ser nosotros mismos enfrentados con nuestros más sentidos deseos y con el placer al que tal vez hemos renunciado cuando una relación anterior infructuosa tocó a su fin.

Tiempo de libertad

Se trata, como se ha apuntado, de un tiempo de libertad en el que la relación sin compromiso juega su papel de pequeña catarsis personal que nos hace saborear algunos placeres de la vida sin experimentar sentimientos contrarios de remordimiento o sin que el afecto obligue a pasar por caja a la voluntad.

Es un tiempo para respirar aires perdidos, para disfrutar de otros nuevos, un tiempo en el que resetear la vieja vida para ganar la nueva que ha de venir con todos sus futuros de esperanza. Para sanar, adaptarse y evolucionar. En el sexo sin compromiso no hay ataduras, no hay exclusividad alguna y eso puede ser también una dulce y estimulante novedad que hay que disfrutar a cada minuto.

Se trata de compartir con alguien deseado sin más unión que el contacto cuando se desea, cuando apetece. Una persona con la que, además, echarse unas risas y una persona viva en la que confiar. ¿No merece la pena una aventura así?.

Sexo seguro

Uno de los beneficios que no todos perciben del sexo sin compromiso a primera vista viene dado por la naturaleza consentida y consensuada de la misma relación. Se practica sexo seguro.

La confianza, la amistad, el hecho de compartir las mismas intenciones sobre la relación o el pacto tácito entre ambos amantes permite dejar claros los límites en los que se ha de mover cualquier encuentro de cama. Y uno de esos límites es el de imponerse el sexo seguro, sexo practicado con la protección de preservativos o con anticonceptivos en el caso de ella.

Porque el sexo sin compromiso no es una aventura de una noche y tampoco una cita a ciegas con un extraño. Con un amigo o una amiga con derecho a roce no valen los riesgos de un embarazo inesperado. Se trata de una relación abierta entre adultos con los beneficios de la mejor compañía, la intimidad más deseada y ese punto de complicidad que alienta la más profunda de las amistades cuando hay química.

Experiencia dulcemente compartida

  • Una manera fascinante de experimentar. Sí, experimentar fantasías sexuales que las relaciones convencionales, con exceso de tiempo compartido y convivencia, suelen echar a perder. Los encuentros deseados con sexo sin compromiso entre dos amantes dispuestos a dar y recibir placer enganchan. Sobre todo, porque el romanticismo de la relación se deja a un lado y resulta más fácil apostar por romper los tabúes y desinhibirse para ser correspondidos con el mismo atrevimiento. Una puerta abierta a la lujuria con sentido y con cabeza.
  • Los encuentros se viven con más expectación, es fácil que aflore la sensualidad y resulta más sencillo y menos intimidante hablar de las fantasías que nos seducen y de cómo llevarlas a la práctica. Un repertorio de prácticas sexuales al alcance del placer y decenas de posturas a las que hacerles un hueco en la cama. El sexo sin compromiso es libertad.
  • Sexo para revitalizar la vida y como terapia muy consciente. Practicar sexo es básicamente un ejercicio que devuelve sensaciones físicas extraordinariamente gratificantes. Libera endorfinas, que son neurotransmisores, que se segregan durante el acto sexual y que el torrente sanguíneo traslada a todo el cuerpo. Tener un amigo o una amiga siempre disponible para practicar sexo significa tener acceso a esa maravillosa droga sin ningún tipo de contraindicaciones químicas, ni, por supuesto, sociales. Por otro lado, esas endorfinas contribuyen a reducir el impacto del estrés, lo cual es un valor añadido para practicar de manera consciente y deseable el sexo sin compromiso.
  • Una forma muy libre de unirse para formar pareja. La libertad que da el sexo sin compromiso permite conocer a la pareja de alegrías de cama como quizás nunca antes se ha podido descubrir a una persona. Tanta intimidad, tanta complicidad compartida, tanta entrega al otro puede acabar dejando una secuela, la del amor.

¿No te parece una forma muy impactante de encontrar a una nueva persona que colme los mejores sentimientos de tu vida?. Sexo sin compromiso a la medida de tus deseos.

Últimos artículos ver todos los artículos

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...