Empieza diciéndonos qué buscas:

Consejos para hacer tu propia porno casera

Una manera de tener un sexo más excitante con tu pareja es hacerlo delante de un espejo. Otra manera posible es viendo una película porno con ella. Pero, ¿y si unimos estas dos ideas? Si alguna vez te has planteado hacer porno casero sabrás de lo que te hablo. Por eso, para que puedas explorar esta fantasía, aquí tienes unos consejos sobre cómo hacer tus vídeos caseros X:

Consejos para hacer tu propia porno casera

Comunicación

La base de toda práctica sexual en pareja es la comunicación y la confianza. Es importante que lo discutas con ella y que sea algo que a los dos os apetece hacer. Grabar vídeos porno caseros es una buena manera de explorar vuestras fantasías y, quién sabe, quizás repetirlas mientras os veis actuar.

Preparación

Una vez que habéis decidido qué es lo que queréis hacer en vuestra porno casera, es el momento de recopilar todo lo que necesitéis para ello. Pueden ser disfraces, algún juguete sexual o añadir un poco de decoración para la habitación. También es importante que si queréis utilizar algún lubricante y otros objetos, estos estén a mano durante la filmación.

Iluminación

Cuando lo tengáis todo pensado es bueno decidir dónde vais a grabar y ver cuál es la iluminación de la estancia. Tal vez tengáis una sala con unos buenos ventanales que, con las cortinas cerradas, extiendan una luz fantástica. Si no es así (o si queréis grabar vídeos haciendo el amor en la noche) no os preocupéis, en casa tenéis todo lo que necesitáis. Con flexos de lectura, lamparitas de mesas de noche o cualquier lámpara de pie que tengáis por la casa podéis conseguir una iluminación más que aceptable.

Calentamiento

Vale, ha llegado el momento de empezar a grabar. Si tenéis un guión o una historia, intentad seguirla con calma. Si, por otro lado, simplemente os apetece grabaros teniendo sexo, recordad que lo más excitante es ir poco a poco, calentando el terreno (lo que también ayudará a los miedos y los nervios). No tiene gracia si cuando la película empieza ya está todo el pescado vendido. Jugad con sutileza, id desvistiéndoos, masturbaos, tened sexo oral, todo vale.

Cómo grabar

La clave de todo está en cómo grabar. La mejor manera de empezar es utilizando un trípode que podéis colocar en horizontal, poniéndoos de perfil a la cámara. Esto os dará un plano amplio en el que se vea toda la acción. Si os apetece hacer planos diferentes o ya habéis experimentado esta primera técnica, la opción es coger la cámara con la mano y grabar planos en primera persona. Acordaos de que la cámara puede cambiar de manos.

Para grabar vuestras películas X caseras no necesitáis ninguna cámara especial, os basta con el móvil o con una cámara de vídeo simple (incluso con una cámara de fotos que grabe vídeo).

Una vez que tengáis todo el material, es importante ser cuidadoso. Tenedlo siempre ubicado dentro de vuestro ordenador y sed muy discretos con él, no querréis faltar a la confianza de vuestra pareja enseñándolo a ojos ajenos. Si os habéis decidido a grabar varias tomas con planos diferentes podéis probar a montar esos vídeos privados caseros. Esto hará que el resultado sea aún más excitante y verlo con tu pareja al final se convertirá un juego erótico más.

Últimos artículos ver todos los artículos

Cuando pensamos en sexo nuestro cerebro tiende a dirigir nuestros pensamientos hacia la cama o...

La sexualidad tiene muchas facetas y algunas son mejor recibidas que otras. Dentro del...

Uno de los aspectos más complejos del sexo es la eyaculación femenina . Aunque poco a poco se...

El punto G masculino es un territorio complejo y en muchos casos inexplorado. Los hombres creen...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X