Empieza diciéndonos qué buscas:

Conoce todos los secretos del orgasmo femenino

El orgasmo femenino sigue siendo, hoy en día, todo un misterio para los hombres y las propias mujeres. Resulta que muchas mujeres no saben que son capaces de experimentar orgasmos con total normalidad y llegan a creerse a sí mismas frígidas o cosas similares. Sin embargo, detrás de esa inexperiencia, suelen encontrarse algunos factores como, por ejemplo, la falta de educación sexual y determinados prejuicios.

Conoce todos los secretos del orgasmo femenino

Por otra parte, podemos afirmar que mucho se ha escrito y hablado sobre ese gran desconocido que es el orgasmo femenino. No solo es un gran desconocido para ellos y ellas, sino que, además, suele ser un reto para ambos.

Y es que, a pesar de todos los estudios que se han realizado para tratar de comprender mejor el mecanismo del orgasmo femenino, podemos afirmar que aún, hoy en día, existen un gran desconocimiento y mucha confusión al respecto. De hecho, mientras que unas teorías centran la atención en el ámbito físico, otras se centran en el mental, pero ahí no acaba todo...

Efectivamente, quienes abogan por las teorías anatómicas y fisiológicas del ámbito físico y tangible suelen mostrar desacuerdo en lo relativo al origen del orgasmo femenino y, por consiguiente, a los tipos de orgasmos femeninos. De este modo, podemos mencionar a quienes teorizan sobre la primacía absoluta del clítoris y defienden que hasta los conocidos como orgasmos vaginales se producen gracias a las terminaciones nerviosas del clítoris en el interior de la vagina.

Otros, en cambio, abogan por la separación del orgasmo clitorial del vaginal y añaden que la vagina tiene suficientes terminaciones nerviosas como para provocar orgasmos, si es convenientemente estimulada, sin ayuda de la estimulación del clítoris.

Hay más de un tipo de orgasmo femenino

Teniendo en cuenta lo que hemos visto anteriormente, podemos decir que, grosso modo, hay más de un tipo de orgasmo femenino. Concretamente, existen dos grandes tipos de orgasmos femeninos: los orgasmos vaginal y clitorial. Sin embargo, también son dignos de mención otros orgasmos, aunque estos sean secundarios. Nos referimos, específicamente, a esos orgasmos que son alcanzados a través de la estimulación de otras zonas erógenas, auténticas fuentes de placer que no siempre son bien explotadas. Dichos orgasmos son:

  • Orgasmo femenino anal, el cual se alcanza mediante la distensión repetida del esfínter anal a través de la penetración del ano. Esta penetración ha de hacerse con cuidado y uso de algún tipo de lubricante con base de agua. Podemos provocar este orgasmo, al igual que los demás orgasmos, bien gracias al pene del hombre o bien gracias a cualquier tipo de juguete erótico ideado para tal fin, como los plugs anales y dildos.
  • Orgasmo a través del punto G. El punto G, que es todo un mundo por descubrir, suele encontrarse en la parte superior de la vagina, a unos pocos centímetros de su entrada, por lo que muchos investigadores consideran a este botoncito rugoso como una extensión más del clítoris. Suele cambiar de tamaño e, incluso, de posición (ligeramente), pero merece la pena explotarlo al máximo, puesto que es el mejor garante de un orgasmo intenso para la mujer.
  • Orgasmo a través del tracto urinario o punto U. Efectivamente, este punto es una zona erógena que, si es convenientemente estimulada, puede dar un gran placer y llevarnos al orgasmo, en momentos de gran excitación a través de la estimulación manual y oral.
  • Orgasmo mental. No en vano, el cerebro es el órgano sexual más importante, por su tamaño y ser, en última instancia, el responsable del placer. Desde hace unas décadas, se ha demostrado la gran importancia de la mente en los procesos orgásmicos y todo lo relativo al sexo. Si sabes lo que excita a tu pareja y cómo hacerlo, no dudes en ofrecerle ese plus de excitación para llevarla al orgasmo… incluso, sin llegar a tocarla. ¿Te atreves?

Cómo lograr un orgasmo femenino

Como hemos visto, para que la mujer llegue al orgasmo más común, que es el clitorial, es básico estimular su zona erógena de una manera adecuada. Si la intentas estimular directamente, puedes causar en la mujer una sensación desagradable, llegar a irritar su clítoris y “estresarlo”. Por lo tanto, has de acometer esta zona de una manera indirecta y acariciar los alrededores de la vulva, para lograr una excitación y lubricación óptimas. De este modo, cuando las terminaciones nerviosas estén a flor de piel y el torrente sanguíneo esté fluyendo al máximo, por la acción del corazón, será el mejor momento para practicar el cunnilingus. La mejor forma de realizarlo es intercalar lametones de lengua por los labios vaginales y clítoris, con succión de las distintas partes de la vulva. Esto hará que la chica se eleve al séptimo cielo. Para potenciar aún más el poder de esta práctica, puedes añadir a la ecuación la introducción de un par de dedos en la vagina. Una vez que los tengas dentro, con las yemas hacia arriba, ponlos en forma de gancho. Realizando un movimiento como si estuvieras invitando a alguien a venir, en combinación con el cunnilingus… el orgasmo femenino estará asegurado.

Para lograr el orgasmo vaginal, podrás hacer uso de tu pene, así como de algún juguete erótico. Para ello, será imprescindible una duración determinada del acto sexual, que varía en función de la mujer. Este orgasmo se consigue al estimular las paredes del interior de la vagina (incluido el punto G), por lo que los penes curvados hacia arriba tienen ventaja a la hora de conseguir un orgasmo femenino. No obstante, siempre puedes practicar la penetración intentando rozar la parte superior de la vagina, cosa que la mujer agradecerá enormemente.

Como bien podemos imaginar, cada persona es un mundo. No todas las mujeres tienen la misma sensibilidad en el tracto urinario ni la capacidad de tener orgasmos solo a través de la estimulación mental. Además, también tenemos que dejar claro que la sensibilidad de cada clítoris y vagina es totalmente diferente, en función de cada mujer. Lo importante es llegar al orgasmo femenino de una forma agradable y placentera para todas y todos.

Últimos artículos ver todos los artículos

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...

¿Quieres que un chico se vuelva loco por ti? Si bien es cierto que nadie tiene control...