Empieza diciéndonos qué buscas:

Aprende cómo besar bien

El beso es una de las muestras de amor más profundas y, a lo largo del tiempo, las personas han ido madurando una idea sobre esto: un beso dice mucho de cómo es una persona y de cómo podría llegar a ser una relación con ella. Efectivamente, no todo lo que se relaciona con el beso es romanticismo porque ese momento mágico se puede arruinar con facilidad si no se sabe como besar

Aprende cómo besar bien

Aunque es algo muy importante, ¡nadie nos enseña a besar bien! A continuación, te ofrecemos algunos consejos para que te sientas muy seguro al hacerlo y dejes encantada a la persona de tus sueños. 

Antes de besar

Primero vamos a lo práctico. Es conveniente que antes de besar estés seguro de tener el aliento fresco, ya que es bastante molesto besar a alguien que huele algo mal. Ahora, el primer consejo es no tener prisa en hacerlo. Es mejor que vayas acercándote lentamente a tu pareja, porque recuerda: una de las causas por las que un beso se arruina es la rapidez. Si no tienes tiempo o no sientes deseos de preguntarle a esa persona especial si le gustas o siente algo por ti, acércate con calma hacia su rostro y poco a poco entra en contacto con su piel. Puedes abrazarla mientras te acercas y mirar sus ojos o sus labios al hacerlo. Ten siempre en mente que la norma básica es la paciencia.

Un error muy común es, llegados al contacto con la boca de la otra persona, rápidamente intentan besar de forma intensa. Es aconsejable, especialmente cuando es la primera vez, no introducir la lengua dentro de su boca al primer contacto. De preferencia, recomendamos que vayas poco a poco, primero dando besos pequeños, sin lengua, y luego a medida que la otra persona se suelta un poco, abrir la boca para dar un beso más profundo. 

En ese momento previo al contacto con la lengua, puedes divertirte besando sus labios, acariciándolos con los tuyos y dar dos o tres besos cortos antes de pasar a algo más. Esto será una experiencia inolvidable que la otra persona agradecerá siempre. Los besos son como caricias localizadas y no hay nada más agradable que un beso ofrecido con paciencia y cariño. Poco a poco, puedes mordisquear un poco sus labios, recorriéndolos con tus dientes. La impaciencia no es una buena compañera en este momento, así que te recomendamos que no toques demasiado su cuerpo. En cambio, puedes aprovechar para acariciar sus mejillas, su cuello o incluso jugar un poco con su cabello. 

En el primer beso es mejor concentrarse en la boca y no ir desesperadamente a besar su cuello o sus orejas. Asimismo, no te recomendamos que intentes ir demasiado rápido con las manos porque la otra persona podría sentirse intimidada o avergonzada. Si no la conoces bien, es mejor ir despacio y dar tiempo al tiempo. 

¿Abrir o no los ojos?

No existe un manual sobre como besar donde diga si es conveniente abrirlos o no, pero por lo general suele ser bastante inquietante besar a una persona que mantiene siempre los ojos abiertos porque da la impresión de ser frío o de no estar sintiendo nada especial. En la mayoría de los casos, las personas cierran los ojos, pues así disfrutan más del momento, pero si te sientes más cómodo, puedes probar a entreabrirlos cada cierto tiempo para mirar a tu pareja. 

Los buenos besadores saben que el beso, aunque se dé en la boca, implica a todo el cuerpo. Por ejemplo, la cabeza puede estar a un lado al inicio, pero luego cambiarla al otro. Puedes moverte un poco, tomar de las manos a la otra persona, entrelazar con ella los dedos, etc. Un excelente consejo en materia de como besar es poner una de tus manos en su nuca y sostener su cabeza mientras das el beso, ya que es un gesto muy apasionado. 

El famoso beso francés

Conocido en todo el mundo, el beso francés parece ser el más famoso de los besos. La expresión hace alusión al beso que se da con la boca abierta y usando la lengua. Este tipo de beso es muy excitante, ya que estimula las terminaciones nerviosas que todos tenemos en la boca. Para dar un beso francés hace falta algo de concentración y técnica. Te recomendamos que, bajo ningún concepto, dejes la lengua "muerta", pues puede ser muy molesto, y también que no caigas en el juego de pasar la lengua por todos los dientes de la otra persona porque podría resultarle incómodo. 

El mejor beso francés se da con pasión y sin apuro, moviendo la lengua en pequeños círculos y sintiendo profundamente a la otra persona. Es interesante pensar en el beso como una conversación: intenta sentir cuándo debes parar y en ese momento, vuelve al principio, besando los labios de tu pareja. 

Para terminar un beso inolvidable, expresa dulzura con una caricia y da un último beso corto en los labios. Si es la primera vez que besas a esa persona especial, no olvides decirle lo que significa para ti, ya que con este gesto crearás intimidad entre los dos y la relación habrá empezado con buen pie. 

Besar el cuerpo 

Muchas veces olvidamos lo mágico que puede ser besar el cuerpo de la persona querida. Es común cometer el error de pensar que a todos nos gusta lo mismo. Te recomendamos explorar a tu pareja como si nunca hubieras besado a nadie más; intenta conocer dónde le gusta ser besada y de qué forma y así nunca te dejará ir. Empieza por el cuello y la nuca, con besos suaves, y no dejes ningún espacio sin probar. Besar bien no solo significa besar en la boca, porque el cuerpo está lleno de lugares donde es delicioso ser besado. 

Utiliza la imaginación para volver loca a tu pareja con tus besos, hazlo con confianza en ti mismo y con respeto a su cuerpo. No olvides acariciarla mientras lo haces, ya que las manos son el complemento perfecto de un beso. Esperamos que estos consejos te hayan servido de ayuda para aprender como besar bien de verdad.

Últimos artículos ver todos los artículos

Alcanzar el orgasmo femenino no debería ser tomado a la ligera . A veces puede resultar...

Bien es conocida la fuerza de una imagen sobre las palabras pero, en cuanto a excitación...

La infidelidad es más frecuente de lo que creemos. Después de que un matrimonio tras otro...

Bien es sabido que el sexo requiere práctica y por tanto, mucha cama. Tener orgasmos más...