Empieza diciéndonos qué buscas:

https://www.fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Fuegodevida.com

Muñecas sexuales inteligentes: la última fantasía sexual

El desarrollo tecnológico está llevando el mundo que conocemos a lugares que, en el pasado, pertenecían exclusivamente a la ciencia ficción. Seguro que más de uno habrá visto la mítica película Blade Runner. Otros tal vez se hayan acercado a Westworld, la mediática serie de HBO. ¿Acaso no surgen cientos de preguntas tras ver estas joyas de la industria audiovisual? Tomando como ejemplo Westworld, donde se nos plantea la existencia de un parque de atracciones en el que viven robots inteligentes que interactúan con humanos y que sirven herramienta para saciar todo tipo de fantasías sexuales y violentas, vemos que nos dirigimos a un futuro que, en un plano sexual, es cada vez más real.

Muñecas sexuales inteligentes: la última fantasía sexual

Aunque es cierto que la realidad aún no ha superado la ficción, hoy día se encuentran disponibles en el mercado un nuevo tipo de muñecas sexuales que disponen de inteligencia artificial y que están programadas para ser la nueva fantasía sexual. Estos robots son aptos tanto para hombres como para mujeres, debido a que se fabrican tanto de sexo masculino como femenino, y son accesibles a cualquier persona. Si bien no todos podrán adquirir estas muñecas, que aún tienen un coste bastante elevado (empezando por unos 3.000€ y llegando hasta más de los 12.000€), en las capitales empiezan a aparecer negocios que ponen estos robots a disposición de usuarios por un precio mucho más reducido (en torno a los 60€) y que, sin duda, abren nuevos debates en torno a la sexualidad que nosotros afrontamos siempre con una mentalidad abierta.

Dentro de las empresas que construyen estas muñecas sexuales, destacan dos nombres: Harmony y Samantha.

Por un lado, Harmony, la propuesta de robot sexual de la empresa estadounidense Abyss. Esta empresa habilita un nivel de personalización extremo, pues fabrican sus muñecas (RealDoll) una a una y siempre por encargo. Desde el color del pelo, pasando por forma y color de ojos, hasta el tamaño de los pechos y su forma, Abyss está dispuesta a cumplir todas las fantasías estéticas de sus clientes. Pero para aquellos que buscan ir más allá, está Harmony, la inteligencia artificial que ofrece ese extra al cliente y que permite que la muñeca mueva la boca, las cejas y la cabeza y que, además, irá adaptándose a su dueño a través de conversaciones. En otras palabras, Harmony es un robot sexual capaz de interactuar con seres humanos.

Por otro lado, Samantha es la robot sexual construida por Sergi Santos, un científico catalán que utiliza cuerpos de muñecas adquiridos en el mercado chino y que somete a un proceso de mejora tecnológico que acaba en una muñeca sexual que cuesta en torno a los 3.000€. Samantha, gracias a una serie de sensores y altavoces, es capaz de emitir gemidos y de hablar. Además, cuenta con estados de ánimo que van desde el amistoso hasta el sexual, lo que significa que el usuario tendrá que “excitar” a Samantha si quiere practicar sexo con ella.

No obstante, y pese a que estos dos son los casos más notorios, estamos hablando de una industria que aún se encuentra en plena fase de desarrollo y de la que, por tanto, oiremos hablar mucho en los próximos años.

Últimos artículos ver todos los artículos

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Un trío es una de las fantasías sexuales más populares entre las personas, sin importar su...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Si bien es cierto que es una de las posturas más sencillas de todas las que propone el...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Todos conocemos los beneficios que el sexo aporta a nuestra vida, desde combatir las migrañas,...

Fuegodevida.com

https://www.fuegodevida.com

Cada vez son más las personas y parejas que deciden alejarse de la vida monógama tradicional y...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X