Empieza diciéndonos qué buscas:

Fingering: la clave para estimular el punto G masculino

El punto G masculino es un territorio complejo y en muchos casos inexplorado. Los hombres creen que, estimulándolo, pueden poner en duda su sexualidad, y esa creencia ha hecho que por años esta práctica sea un tabú entre hombres heterosexuales. Pese a ello, todo nuestro cuerpo es una superficie erógena y no hay que tener miedo a explorar. Por eso, para que la experiencia sea placentera y se rompan las barreras que impiden llevar a cabo esta práctica, aquí va una guía sobre cómo hacer fingering para estimular el punto G del hombre y garantizar un orgasmo increíble.

Fingering: la clave para estimular el punto G masculino

Antes de comenzar quizás te preguntes, ¿dónde está el punto G del hombre? Se encuentra en la próstata, entre dos y cuatro centímetros pasado el esfínter. Si la siguiente cuestión es cómo estimular la próstata no hay de qué preocuparse ya que existen varias maneras de conseguirlo.

Vamos con la guía:

1. Relajación

Dado que el fingering es una práctica a la que muchos hombres son reacios, es importante que si te decides a probar lo hables bien con tu pareja, que tengáis tiempo para hacer varios intentos con calma y que dejes fuera prejuicios y miedos. El fingering, además de ser sumamente placentero para él, aumentará la confianza de la pareja.

2. Higiene

La higiene es algo básico y muy importante cuando te plantees hacer fingering. La zona del ano es una de las más sensibles del cuerpo y es clave que se mantenga limpia antes de iniciar cualquier práctica. También hay que prestar atención a los dedos de las manos, que deben llevar las uñas muy cortas para evitar hacer daño a tu pareja.

3. Estimulación previa

Antes de comenzar el fingering es bueno saber cómo estimular el punto G masculino sin que haya penetración. Para ello, durante la masturbación o durante el sexo oral se puede ir estimulando la zona del ano o la piel que lleva de este a los testículos (donde encontraremos un pequeño bulto: la próstata). También se puede estimular oralmente el ano y masturbar con las manos. Las posibilidades son variadas y te ayudarán a calentar y relajarte tanto tú como tu pareja.

Si tienes dudas sobre cuán placentero sea el fingering o simplemente quieres empezar poco a poco, detenerse en estos juegos previos es una buena manera de comenzar a romper el tabú que existe en torno al punto G de los chicos.

4. Usa mucho lubricante

Al igual que con la penetración anal, para hacer un buen fingering es clave una buena lubricación ya que el ano es una zona que no lubrica por sí misma. Esto evitará que la práctica sea dolorosa.

5. El punto G

¿Cómo llegar al punto G? Introduciendo un dedo por vía anal hasta alcanzar la próstata e ir haciendo movimientos rítmicos atendiendo al placer que recibe tu pareja. Para hacer fingering se recomienda utilizar el dedo corazón ya que, por su forma, es el que más facilita esta práctica. Eso sí, ten presente que cuando hagas fingering por primera vez (o quizás las primeras veces) es posible que el hombre eyacule muy rápido. La cantidad de placer es muy intensa por lo que es normal que esto ocurra, forma parte del juego y la diversión.

Recuerda que la clave del fingering está, siempre, en la relajación y la confianza. Una vez que superes el miedo inicial y experimentes con el punto G masculino se abrirá un camino en el que podrás ir añadiendo elementos y juegos sexuales, como, por ejemplo, utilizar juguetes que estimulen la próstata.

Últimos artículos ver todos los artículos

Cuando pensamos en sexo nuestro cerebro tiende a dirigir nuestros pensamientos hacia la cama o...

La sexualidad tiene muchas facetas y algunas son mejor recibidas que otras. Dentro del...

Uno de los aspectos más complejos del sexo es la eyaculación femenina . Aunque poco a poco se...

Durante mucho tiempo hablar de sexo en pareja y monogamia eran sinónimos. Por suerte, los...

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad y elaborar información estadística sobre su navegación. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información visita nuestra Política de Cookies .

X